Al menos 39 muertos por un misil en una estación de tren del este de Ucrania

Moscú/Kiev, 8 abr (EFE).- Al menos 39 personas han muerto en la estación de Kramatorsk, en el este de Ucrania, por un ataque con un misil que alcanzó a personas que intentaban huir de una zona, la del Donbás, sobre la que se prepara una ofensiva rusa.

Ucrania ha responsabilizado del ataque a Rusia, pero los rusos han negado cualquier tipo de implicación en el ataque porque, han dicho, «no tenían misiones de fuego planificadas en Kramatorsk» este 8 de abril.

«Este es un golpe deliberado a la infraestructura de pasajeros del ferrocarril y los residentes de Kramatorsk», localidad situada al norte de la región ucraniana de Donetsk, comunicaron los ferrocarriles ucranianos en Facebook.

La empresa ferroviaria publicó además una fotografía en la que se puede ver un cuerpo tendido en el suelo cerca de varios automóviles siniestrados en lo que parece ser un estacionamiento, con bolsas y equipaje esparcidos por la calzada.

El jefe de la administración militar regional de Donetsk, Pavlo Kirilenko, dijo que «miles de personas se encontraban en la estación en el momento del ataque con misiles, mientras los residentes de Donetsk eran evacuados a las regiones más seguras de Ucrania».

Kramatorsk es la principal base militar del Ejército ucraniano en la región.

RUSIA NIEGA SU IMPLIACIÓN EN EL ATAQUE

Rusia negó que sus fuerzas armadas hayan sido las responsables del ataque: «El 8 de abril, las fuerzas armadas rusas no tenían misiones de fuego en la ciudad de Kramatorsk y no estaban planificadas», señaló el Ministerio de Defensa en un comunicado difundido en su cuenta oficial de Telegram.

«Destacamos que los misiles tácticos Tochka-U -un misil transportable que, según la clase que sea puede tener un alcance de entre 70 y 185 kilómetros- cuyos fragmentos fueron encontrados cerca de la estación de tren de Kramatorsk y publicados por testigos presenciales, son utilizados únicamente por las fuerzas armadas ucranianas», insistió la entidad castrense.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló también que «nuestras fuerzas armadas no utilizan este tipo de cohetes».

Las milicias prorrusas de Donetsk, en el este de Ucrania, acusaron este viernes a Kiev del ataque.

«El Ejército ucraniano ha atacado con cohetes Kramatorsk», ciudad controlada por Kiev, dijo la oficina de defensa territorial de las milicias prorrusas, citada por la agencia Interfax.

Varias fuentes progubernamentales rusas en Telegram han afirmado que el Ejército ruso no tiene a su servicio misiles Tochka-U.

ZELENSKI: KRAMATORSK DEMUESTRA QUE RUSIA «EXTERMINA» A LA POBLACIÓN CIVIL

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aseguró este viernes que el ataque contra una estación de tren en Kramatorsk es la prueba de que Rusia «extermina» a la población civil.

«La policía y los antidisturbios están sobre el terreno. Los rusos inhumanos no abandonan sus métodos. Al no tener la fuerza y el valor de oponerse a nosotros en el campo de batalla, exterminan cínicamente a la población civil», agregó el presidente ucraniano.

Oleksiy Arestovych, asesor del jefe de la Oficina de la Presidencia ucraniana, dijo que los rusos «vieron perfectamente que estaban golpeando a civiles, a primera hora de la mañana, que a esas horas en la estación había miles de personas tratando de salir, familias, niños, ancianos».

LA GENTE HUYE DEL DONBÁS

Desde hace algunos días las autoridades ucranianas apremian a los ciudadanos del este del país, especialmente de las regiones del Donbás, a abandonarlo ante los indicios de que las tropas rusas están preparando una gran ofensiva para lograr que queden bajo su control absoluto.

«Los ocupantes están concentrando todos sus esfuerzos en los preparativos de una gran ofensiva en el este de Ucrania para controlar completamente tanto Luhansk como Donetsk», apuntó el Estado Mayor del ejército sobre las dos provincias ucranianas autoproclamadas independientes con el apoyo de Moscú. Otras autoridades pidieron que se abandonen estas regiones «mientras haya oportunidad».

Rusia advirtió ya, al dar por terminada la fase primera de su operación militar en Ucrania, que a partir de ahí sus acciones se concentrarían en el Donbás, cuyo reconocimiento de independencia por parte de Moscú precedió al inicio de la invasión.

LA OFENSIVA RUSA EN EL DONBÁS

Rusia se sigue preparando para una ofensiva en el este de Ucrania y continúa centrándose en el asedio a la ciudad costera de Mariúpol, en el mar de Azov, según el último parte de guerra emitido por el Alto Estado Mayor del Ejército ucraniano.

«Los principales esfuerzos de los invasores rusos continúan centrándose en la captura de Mariupol, la ofensiva en el área de la ciudad de Izyum (situada en el río Donets, en la región de Jarkov) y hacia la zona de Donestk», en el este de Ucrania, agrega el parte de guerra.

Según el Instituto para el Estudio de la Guerra (EEUU), controlar la ciudad de Izyum y el eje con Sloviansk es fundamental para la futura ofensiva rusa porque, de lo contrario, «es poco probable que las fuerzas rusas capturen con éxito los oblasts (regiones) de Donetsk y Lugansk».

En su mensaje de esta madrugada, el presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, advirtió de que las topas rusas están ahora más activas en el Donbás (este de Ucrania) y que estaban reforzándose para una ofensiva.

«Es probable que las fuerzas rusas intenten reagrupar y redesplegar las unidades retiradas del noreste de Ucrania para apoyar una ofensiva, pero es poco probable que estas unidades permitan un avance ruso», dijo el gobernante.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias