Al menos 40 delatores ofrecieron testimonios a los fiscales para construir expediente en Caso Medusa

Santo Domingo, 11 julio – Al menos 40 delatores ofrecieron testimonios a los fiscales a cargo de las investigaciones del caso Medusa en el que figura como principal acusado el ex procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, destacándose entre ellos a su antiguo jefe de gabinete Rafael Stefano Cano Sacco.

Cano Sacco, se encuentra bajo arresto en España en proceso de extradición al país.También han participado como delatores Enrique Bonetti y el ingeniero Antón Casanova, este último reveló que a Jean Alain había que entregarle el 20 % de las obras que se realizaban, y en efectivo, según consta en el expediente.

Fueron más de 40 los testigos que colaboraron con la investigación, de acuerdo al expediente, incluyendo testimonios de personal del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD) y de la Procuraduría, donde había sido titular en el período 2012-2016.

En la red de corrupción desmantelada en la operación Medusa sobresale también como delatora Rainery Elizabeth Medina Sánchez, exencargada del departamento de Almacén de la Procuraduría en la pasada administración, quien, sin embargo,  no figura entre los acusados.

El ministerio público tiene como su testigo número uno a Canó Sacco, quien ofreció detalles de cómo se organizó la estructura que cometió los hechos de corrupción que se le atribuye en la acusación.

El ahora testigo ofreció los detalles de como Jean Alain Rodríguez dirigió y eligió las empresas que resultaban adjudicatarias de los procesos de licitación para el plan de humanización del sistema penitenciario.

Con el testimonio de Canó Sacco, el Ministerio Público pretende demostrar el pago de los sobornos y de los grandes montos en movimientos de tierra con el propósito de que Jean Alain recibiera el 20 por ciento del costo de la obra.

También ofreció detalles de cómo desviaban fondos de la Procuraduría General de la República en el movimiento político Renovación que se utilizó para promover la figura política de Jean Alain.

Canó Sacco explicó que las fiscalías de los distritos judiciales de todo el país fueron utilizadas para fines políticos y que en cada una de ellas se impusieron dirigentes políticos en torno a lo que ellos denominaban “enlaces comunitarios”, que realizaban trabajos políticos pero eran pagados con fondos de la Procuraduría.

De igual manera, con el testigo se ofrecerán detalles e como se armó una estructura de comunicación en la que se tenía a Miguel José Moya, que cobraba dos millones de pesos mensuales, y otros asesores mexicanos.

Rodríguez contaba con el entonces presidente Danilo Medina, lo que quedó demostrado no solo en las dos veces que lo designó como funcionario en sus dos periodos, sino, cuando siendo Procurador solicitó de manera formal al mandatario la autorización para el Plan de Humanización, que requería 10 mil millones de pesos, y este monto le fue aprobado mediante una nota escrita a mano que decía “Ministro Santana (Isidoro Santana) proceder con esta solicitud, DM (sus iniciales)”.

El proyecto en ese momento no contaba con los estudios de factibilidad técnica ni económica, por lo que se le dio una prórroga de seis meses para completarlo.

“La casa grande”

Consta en el expediente que el Comité de Compras y Contrataciones de la Procuraduría, adjudicó los trabajos para el movimiento de tierra en la construcción de la Nueva Victoria por un monto 1,099 millones pesos.

“Cuatro meses luego de iniciados los trabajos, en el año 2019, Jean Alain Rodríguez Sánchez le escribe a Paul Martín Hasbún Saladín, y le establece que necesitaba que le entreguen una parte del dinero que habían acordado.

Enrique Ernesto Bonetti Galván gestiona los fondos de la primera partida y el día 04 de abril del 2019 Paul Martín Hasbún Saladín y Enrique Ernesto Bonetti Galván hacen entrega de la cantidad de 600 mil dólares en efectivo a Jean Alain Rodríguez en su residencia”, explica la acusación.

Dos meses más tarde, Jean Alain Rodríguez, vuelve a solicitar otra parte del dinero acordado, dice el expediente, y le decía a Paul Martín Hasbún Saladín que tenía presión de la “Casa Grande”, dejando la impresión de que se refería al Palacio Nacional, por lo cual necesitaba que sea “un mayor esfuerzo” en esta ocasión.

Los acusados, entre personas físicas y empresas, suman 63.

El caso de la ex encargada de Almacen

A Rainery Elizabeth Medina Sánchez, exencargada del departamento de Almacén de la Procuraduría, la corte de apelación de Santo Domingo le varió la prisión preventiva por arresto domiciliario, al ser acusada de encabezar una banda que sustrajo televisores de la Procuraduría, cuando era encargada del área de almacén.

El ministerio público no se opuso a la variación de la coerción, entre otras razones, porque se mantiene cooperando con el proceso.

En una ocasión, el principal acusado en el caso Medusa, el exprocurador Jean Alain Rodríguez, consideró que el proceso en su contra no sería más que una fábula inventada por la exempleada de la Procuraduría.

La mujer admitió su participación a los fiscales en el entramado de corrupción, realizando entradas irreales de órdenes de producto incompletos, facturas adulteradas y en licitaciones amañadas, responsabilizando de estos ilícitos a otros implicados en el caso.

Luego, cuando el Ministerio Público presentó la acusación y solicitud de apertura a juicio, la semana pasada, dejó fuera a uno de los que inicialmente figuraba, por su cooperación.

Fuente El Día y Listín Diario

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias