Cinco muertos en hechos violentos a menos de 24 horas del inicio del operativo de seguridad

Santo Domingo, 4 junio – Cinco personas han muerto víctimas de disparos en hechos registrados en Santiago y Santo Domingo apenas 24 horas después de que el presidente Luis Abinader lanzara una seria advertencia a la delincuencia y ordenara un masivo patrullaje policial y militar en todo el país.

En lo que algunos medios interpretan como un reto de los delincuentes al gobierno, en la tarde del viernes fueron ultimados Fernando Santos Martínez y Víctor Sánchez Solano, ambos en el interior de una yipeta marcan CRV, en la carretera de San Isidro. Otra persona identificada como César Rodríguez resultó herida.

En otro hecho, ocurrido al mediodía del viernes, el empresario italiano Lucas Garafolo fue ultimado dentro de su vehículo mientras viajaba por la autopista Las Américas, a pocos metros de la estafeta del peaje.

Aun sin confirmar, se informa, además, que tres agentes de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) fueron baleados ayer por hombres encapuchados, en la carretera Mella, de Santo Domingo Este.

En Santiago fue asesinado el ferretero José Enrique Morel, en un hecho del que aún no se tienen detalles.

Además, un presunto delincuente murió la tarde del viernes luego de un forcejeo e intento de atraco a la Joyería DiGold, ubicada en el sector Invi del kilómetro 10 de la avenida Independencia, en el Distrito Nacional.

De acuerdo con versiones de testigos, colaboradores del establecimiento se enfrascaron en un forcejeo con dos de los delincuentes armados y en esa acción murió uno de los antisociales que manipulaba un revólver

El vocero de la Policía Nacional, coronel Diego Pesqueira, dijo que miembros de la Dirección Nacional de Investigaciones Criminales (Dicrim) de la institución están investigando el suceso en que dos personas murieron y uno resultó herido al ser atacados a tiros por encapuchados que viajaban a bordo de una motocicleta, la tarde de este viernes en Santo Domingo Este.

Dijo que hasta el momento la institución no tiene mayores detalles, pero que se trata de civiles las víctimas y que «oportunamente se ofrecerán más informaciones».

Tres personas que viajaban en una yipeta con placa provisional fueron tiroteadas en un hecho ocurrido la tarde de este viernes en la carretera Mella, en San Isidro, resultando dos muertos y uno herido de gravedad.

No sienten el operativo de seguridad

Al día siguiente de iniciado el operativo de la Policía Nacional y las fuerzas militares para combatir la delincuencia y llevar tranquilidad a los ciudadanos, comunitarios de los barrios Gualey, La Ciénaga, Los Guandules y Guachupita se han quejado por no haber sentido el patrullaje en esos sectores.

Aseguran que estas fuerzas combinadas sólo se han movido “en las calles de arriba”, donde está tranquilo, bajo control, pero no penetran a los callejones donde se ocultan los malhechores.

Sin embargo, otros que sí afirman haber visto la vigilancia y aseguran que están más tranquilos, aunque advierten de que “hay que darle tiempo” y ver “si no se trata de un bulto (aparataje)”.

Pamela, residente en el sector Gualey, dijo que no han pasado por ahí. “Y para allá abajo están acabando esos delincuentes”, expresó a la vez que señalaba la dirección.

Similar fue lo que comentó el carpintero Rafael, de la Ciénaga, quien dijo que vio miembros de la institución del orden en los actos fúnebres de “Bombo”, quien era el cabecilla de la presunta banda delincuencial “Los Menores”.

“El patrullaje que debería haber por aquí no se ha visto y va a venir gente de aquel lado a atracar porque no hay seguridad y no hay un orden”, enunció.

La señora Ergia Melly, habitante en Guachupita desde hace más de 60 años, aseveró que después que sucedió el caso de Los Menores no ha visto policías y mucho menos la operación desplegada la tarde del jueves.

“Yo me dije: Será para la parte alta o donde están en los riquitos, porque aquí este barrio está huérfano. No se ha sentido nada, pero quedan bandas, no era esa sola… Por eso me quiero ir de aquí, porque uno vive con mucho miedo”, contó Melly.

Luiggy Martínez, quien también reside en Guachupita, dijo que los ladrones patrullan más que la Policía y que los miembros de la entidad se les esconden.

“En estos días salieron tres armados, y los policías estaban ahí y tuvieron que esconderse y se escabulleron. Esos patrullajes son bultos que ellos hacen. Tienen que andar a pie y meterse a los callejones para que se topen con los delincuentes. En un camión, ¿a quién tú vas a agarrar? a una gente que tú encuentras sentado aquí… ¿y cómo andan los delincuentes? es por los callejones con pistola en manos y de todo. Desde que ellos ven un camión se esconden. Tú que eres serio sigues caminando normal, ¿y que yo hago? te agarro preso para llenar requisito con los jefes. Ellos lo que tienen que hacer es mandar a los policías a pies como andan los negros, que bajaban y dejaban la guagua en un sitio y se iban con 20 y 30 delincuentes”, manifestó Luiggy.

Por otro lado, están aquellos que avistaron a policías y militares la madrugada de ayer recorriendo estos mismos sectores, por lo que dicen sentirse protegidos.

Gerardo Pérez, residente en Gualey, dijo que se sintió seguro y confía en que las autoridades continuarán con el patrullaje en la zona.

“Nos sentimos seguros, porque por la falta de ellos era que hacían el desorden. Ahora van a tener que bus­car en qué sitio no están ellos, para cometer sus fe­chorías, porque como ellos no estaban podían ejercer sus actos en cualquier lado. Ha habido un poco más de tranquilidad por lo que pa­só y esperamos que mejo­re”, expresó Pérez. Además, agregó que sería convenien­te la instalación de cuarteles en esos barrios, porque los pocos que hay están muy lejos. Fermín Galván, de La Ciénaga, dijo que allí ama­necieron mejor y que aho­ra pueden sentarse afuera a tomar aire.

Con datos del Listín Diario

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias