Al Pulso con la Dra. Aliza » El aborto es cuestión de salud pública (Parte 1 de 3)

El acceso a toda una gama de cuidados relacionados a la salud sexual y reproductiva, incluyendo el aborto médico o quirúrgico, es fundamental para la salud de las personas, sus familias y sus comunidades. La capacidad de las personas de controlar de manera confiable el tener hijos y cuándo fue uno de los logros de salud pública más significativos del siglo XX. En los Estados Unidos el aborto ilegal e inseguro representó 17% de las muertes maternas en fechas tan recientes como 1965. Desgraciadamente, a pesar de la evidencia que señala que el número de abortos ha disminuido a través de los años, que el aborto legal protege la salud de las mujeres y que el número de países que lo permiten en el mundo va en aumento, varios estados en EE.UU. lo han hecho ilegal y esto podría extenderse a la mayoría del país. Aprende porqué el aborto es crítico para la salud pública, acerca de su historia y qué piensan las personas al respecto.

En principio, todos quisiéramos prevenir la necesidad de un aborto y seguramente estamos de acuerdo en que no es un sustituto de los métodos de anticoncepción. Pero como se ha establecido basado en varios estudios, es cuestión de salud pública. En 1974, 18 meses después de que pasó la decisión de Roe v Wade, Ruth Roemer escribió en el American Journal of Public Health: En el corto tiempo transcurrido desde que se legalizó el aborto, se lograron avances impresionantes al trasladar el aborto del sector ilegal al servicio médico legítimo. Reducciones significativas en la mortalidad materna, mejoras en la salud materna, menores tasas de mortalidad perinatal, y ya se han demostrado disminuciones en nacimientos de alto riesgo.

Cabe decir también que entre el 10% y el 20% de los embarazos terminan en abortos espontáneos en donde el óvulo de la mujer es fertilizado por el esperma del hombre, pero debido a anormalidades genéticas o en la fertilización, el feto se pierde espontáneamente antes de la semana 20 del embarazo. Esto es lo que se conoce como aborto espontáneo o natural. En este artículo estamos hablando del aborto inducido (médico- con pastillas o quirúrgico).

El derecho al aborto fue reconocido formalmente como un problema de salud pública por la American Public Health Association en 1970. En 1973, la Suprema Corte de los EE. UU. pasó la decisión de Jane Roe v. Henry Wade, que legalizó el aborto a nivel federal e invalidó todas las prohibiciones estatales sobre el aborto (muchas de las cuales permanecen en los libros y entrarán en vigor si Roe v. Wade es volcado). El argumento de la mayoría en la decisión de Roe v. Wade estableció que el derecho de una mujer de interrumpir un embarazo mediante el aborto cae bajo el derecho a la privacidad personal implícito en la Declaración de Derechos y la Decimocuarta Enmienda de la Constitución.

Como mencioné al principio, el acceso a servicios como el aborto es parte de una gama de cuidados relacionados a la salud sexual y reproductiva que la persona podría necesitar en el transcurso de su vida. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud sexual y reproductiva como: “Un estado de completo bienestar físico, mental y social en todo lo relacionado con el sistema reproductivo. Implica que las personas pueden tener una vida sexual satisfactoria y segura, la capacidad de reproducirse y la libertad de decidir si lo hacen, cuándo lo hacen y con qué frecuencia… Cada individuo tiene el derecho a tomar sus propias decisiones sobre su salud sexual y reproductiva”.

Durante 49 años, el aborto ha sido un derecho constitucional a nivel federal. En una decisión de 7 a 2, incluyendo a una mayoría de jueces Republicanos, la Corte Suprema pasó Roe v Wade en 1973. Entre otras cosas, esto protege el derecho a la privacidad y el derecho de una mujer a optar por un aborto cae dentro de ese derecho a la privacidad. En el primer trimestre del embarazo, el Estado no podrá regular la decisión de aborto; solo la mujer embarazada y su médico tratante pueden tomar esa decisión. En el segundo trimestre, el estado puede imponer regulaciones sobre el aborto que estén razonablemente relacionadas con la salud materna.

Este derecho constitucional ha sido un precedente, como tantos otros que nos permiten estabilidad para vivir nuestras vidas. Este es el único que hasta este momento está en riesgo de romperse, de no respetarse y de dividir más al país. Entre otras razones, el documento del Juez Alito de la Corte Suprema dice que la Constitución no menciona el aborto, pero la Constitución tampoco menciona el matrimonio entre personas de diferentes razas, ni los derechos de las parejas del mismo sexo, por ejemplo, y esto no ha hecho que el matrimonio interracial o del mismo sexo no se respete. De hecho, no veía a las mujeres blancas como ciudadanas iguales y no consideraba a los negros como ciudadanos punto – los consideraba inferiores. En 1927, el tribunal confirmó la esterilización forzosa de los discapacitados. Existen muchos más ejemplos de sentencias anteriores no mencionadas en la Constitución que aumentaron la igualdad y pararon la opresión.

Desgraciadamente, ahora hemos aprendido que el testimonio bajo juramento de varios jueces en sus audiencias de confirmación acerca de Roe v. Wade no fue cierto, ya que dijeron que era un precedente importante pero obviamente el documento indica que piensan que no es digno de tratarse como otros precedentes si no lo respetan. 

El aborto no es algo nuevo. Existe desde que existe la humanidad. De acuerdo con Stephen A. Allen, un candidato a doctorado del Medieval Institute de la University of Notre Dame la idea de que la vida se inicia con la concepción es algo relativamente nuevo. En los últimos dos milenios, las discusiones acerca del aborto involucraban la distinción entre los fetos completamente desarrollados y los no desarrollados. Por ejemplo, en las escrituras de San Agustín, él escribió que el aborto no se podía considerar un homicidio “si lo que se produce no tiene forma, sino que está en la etapa de ser una especie de cosa viva y sin forma”.

En algunos casos en el pasado, el aborto se consideraba como el equivalente a un robo.

¿Qué dicen los estadounidenses acerca del aborto?

De acuerdo con una encuesta realizada por teléfono entre el 24 y el 28 de abril del 2022 en 1,004 personas por el Washington Post-ABC News a los que les preguntaron:

“Como sabrás, la ley del aborto en los Estados Unidos se basa en el fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos de 1973 conocido como Roe v. Wade. ¿Crees que la Corte Suprema debería respaldar Roe v. Wade o anularlo?”

La mayoría, el 54%, respondieron que se debería defender

Sólo el 28% dijo que se debería derribar y

El 18% dijo que no tenía una opinión.

El 58% dijo que debería ser legal en la mayoría de los casos.

37% dijo que debería ser ilegal en la mayoría de los casos.

De todos:

El 82% dijo que debería de ser legal si la vida de la mujer está en peligro.

12% dijo que debería ser ilegal.

El 79% dijo que debería de ser legal en casos de violación o incesto.

16% dijo que debería ser ilegal.

El 67% dijo que debería de ser legal en casos de malformaciones de nacimiento.

23% dijo que debería ser ilegal.

El 48% dijo que debería de ser legal si la mujer no tiene dinero para mantener a un niño.

45% dijo que debería ser ilegal.

7 de cada 10 estadounidenses dijeron que la decisión del aborto se debe dejar entre la mujer embarazada y su médico. Sólo 24 dijeron que se debería ser regulado por la ley. 6 no tenían opinión.

La tasa de abortos, entre las mujeres de 15 a 44 años, ha estado disminuyendo. Los estadounidenses están teniendo la mitad de los abortos que tenían hace 30 años. Los investigadores dicen que se debe a una variedad de factores, incluyendo un mejor uso de los anticonceptivos y menos sexo entre los adolescentes. Esto resulta en menos embarazos no deseados.

En mi próxima columna discutiré lo que sucederá si el aborto se vuelve ilegal en EE.UU., de quiénes se someten a un aborto y quién estarían más afectadas, de los tipos de aborto, y de algunas de las razones médicas por las cuales es importante que exista la opción del aborto legal.

Publicado originalmente en la revisa médica Vida & Salud

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias