Bárcena antes de dejar Cepal: “América Latina está ante un cambio de época”

Santiago de Chile, 1 abr (EFE).- La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, aseguró a Efe que «América Latina está ante un cambio de época» e insistió en que está preparada y debe caminar hacia un modelo de bienestar».

«Ojalá la sociedad latinoamericana entienda que estamos ante un cambio de época y que el modelo anterior no nos llevó a ningún lado», explicó Bárcena en una entrevista exclusiva a Efe, la última antes de ceder el testigo al economista argentino Mario Cimoli, en la sede de la institución.

La mexicana, que lidera la institución desde 2008 y ha sido posiblemente la secretaria más influyente desde la década de 1950, agregó que la región necesita «un cambio profundo en el modelo de desarrollo» y «tener una mirada hacia el bienestar».

Esta transformación, agregó, llega de la mano de los nuevos gobiernos de izquierda y de la juventud, explicó, que está más sensibilizada con la necesidad de los cambios sociales y la prioridad de una salud universal o de la igualdad de género.

Pregunta (P): Durante sus 14 años al frente de Cepal ha vivido varias crisis, desde la subprime de 2008 hasta la actual, tras la pandemia. ¿Cómo ha sido esta evolución?

Respuesta (R): La gran crisis de Lehman Brothers (2008) fue muy severa y todos los países tuvieron que adoptar una serie de medidas fuertes de fiscalidad. Ahora estamos en una crisis de otra naturaleza, muy multidimensional. La pandemia provocó una contracción del 6,8 % del PIB regional, y aunque en 2021 hubo una recuperación del 6,1 %, fue algo efímero. Para 2022 el crecimiento se va a haber fuertemente desacelerado por el conflicto Ucrania.

P: ¿Qué consecuencias va a tener para la región esta guerra?

R: Sin duda, una subida del precio de la energía, la alimentación y la carencia de fertilizantes (…) Pero este momento también es una oportunidad para avanzar en tres direcciones: la autosuficiencia sanitaria, alimentaria y energética. Debemos ver quién produce petróleo, gas, energía renovable, fertilizantes o vacunas. Conseguir la independencia, no total, pero sí de las cosas básicas.

UNA NUEVA IZQUIERDA

P: En relación al panorama político. Usted comenzó con la «marea rosa» de Lula da Silva, Evo Morales o José Mujica. Ahora, una nueva izquierda vuelve a ascender. ¿Qué diferencias hay entre ese momento político y el actual?

R: Esa fue una época dorada porque comenzamos a hablar de igualdad en Latinoamérica. Se puso en el centro la importancia de crecer para igualar e igualar para crecer. Brasil lo hizo con Lula. Las políticas sociales se convirtieron en políticas de Estado, y los siguientes gobiernos no pudieron desmantelar esos avances.

Los liderazgos que surgen ahora y que vienen con mucha fuerza, como Xiomara Castro en Honduras, Gabriel Boric en Chile o Petro si gana en Colombia vienen a ofrecerle a sus pueblos mejores oportunidades, igualdad, acceso a educación, salud. Sin embargo, enfrentan un contexto muy difícil, distinto al que se encontraron Mujica o Lula.

Les ha tocado una época de pandemia que ha frenado su actuar. Esto lo hemos visto en Argentina, con Alberto Fernández, donde la crisis ha debilitado la parte social. Se enfrentan a una gran globalización financiera, al desafío del cambio climático, el aumento de precios o la falta de insumos. Es la tormenta perfecta.

CAMINAR HACIA LA IGUALDAD

P: Algunos de estos nuevos líderes, como Boric en Chile, vienen con la idea de instaurar un «estado de bienestar». ¿Está preparada la región para esto?

R: Totalmente. Las lecciones de la pandemia fueron muy duras y esto tuvo mucho que ver con la falta de bienestar, falta de acceso a la salud. La sociedad es consciente de que nos tenemos que mover hacia una sociedad del cuidado y Boric lo está planteando.

Ojalá la sociedad latinoamericana entienda que estamos ante un cambio de época y que el modelo anterior no nos llevó a ningún lado. Necesitamos un cambio profundo en el modelo de desarrollo que no sea tan extractivista. Estamos ante un mundo que no acaba de morir y un mundo que no acaba de nacer, y en eso la juventud tiene más una mirada del bienestar y de la igualdad, y muchas más aspiraciones feministas, sociales.

P: El feminismo ha emergido con fuerza en la última década. ¿Cuáles son los avances y los temas pendientes en esta materia?

R: En mis 14 años en Cepal hemos hecho de la autonomía de las mujeres una casa central de trabajo. Que las mujeres tengan ingresos propios, que tengan igualdad salarial es fundamental, y ha habido avances. Sin embargo, todavía hay muy pocas mujeres en puestos de decisión, en esto no hemos logrado avanzar, excepto en el ámbito legislativo. Jefas de Estado tenemos poquísimas, a Mia Mottley y a Xiomara Castro…

P: ¿Y cuáles son los principales retos que tiene por delante la región?

R: Tenemos el gran reto de enfocar muchos esfuerzos en la inversión, una inversión que vaya dirigida a sectores estratégicos sostenibles y que generen empleo (…) El otro gran reto es la redistribución de la riqueza. En esta región, 104 individuos poseen la riqueza equivalente a 11 % del PIB. No puede ser que unos cuantos tengan mucho y muchos no tengan nada.

Patricia Nieto Mariño

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias