Colombia: espejo a mirarse

Sergio Sarita Valdez

La República de Colombia está insertada en la historia de la República dominicana desde el momento en que el doctor José Núñez de Cáceres proclamara el 1ero de diciembre de 1821 la independencia nacional con el nombre de Estado independiente del Haití Español, bajo la inconsulta protección de Simón Bolívar, líder independentista de 5 naciones que son: Ecuador, Bolivia, Perú, Colombia y Venezuela, esta última su patria natal.

Colombia es el séptimo país más grande del Continente americano con una extensión territorial de 1,141,748 kilómetros cuadrados, 24 veces más grande que la nación dominicana. La patria de Santander tiene 51 millones de habitantes, cifra que hace a su población 5 veces mayor que la nuestra.

Con el asesinato en 1948 de su líder liberal Jorge Eliecer Gaitán se inicio una lucha armada entre liberales y conservadores que se extendió hasta inicio de la década de los 60.

Tras un acuerdo político los partidos Liberal y Conservador se turnaron el control del aparato de Gobierno. El 26 de septiembre de 2016, siendo jefe de Estado colombiano Juan Manuel Santos, se firmaron en La Habana los acuerdos de paz con los movimientos armados que llevaban decenas de años combatiendo a las fuerzas gubernamentales.

Lo acontecido el 19 de junio de 2022 marca un nuevo hito en la historia colombiana: el binomio compuesto por Gustavo Petro, un exguerrillero, pasado alcalde de Bogotá y senador de la república, junto a la vicepresidenta Francia Márquez, abogada y líder social, afrodescendiente nativa de la zona del Pacífico, ganó mediante elecciones libres y democráticas la Presidencia del país. En la contienda electoral la contraparte representada por Rodolfo Hernández obtuvo el 47.3% de la votación general. En su primer discurso luego del triunfo en las urnas, el presidente electo de Colombia expresó: “Habrá oposición indudablemente, férrea, tenaz y quizás no la entenderemos muchas veces, pero en este Gobierno que se inicia, nunca habrá persecución política, ni persecución jurídica, solo habrá respeto y diálogo y es así como podremos construir lo que hace unos días llamamos el Gran Acuerdo Nacional”.

El sueño bolivariano de construir una gran Colombia pudiera convertirse en una realidad en el siglo XXI. Solamente con lograr la paz y la seguridad nacional, la nueva gestión de Gobierno habrá sentado las bases para el desarrollo armonioso de todas las fuerzas productivas de ese país. El reto es enorme pero esa noble meta vale la pena perseguirla. La pandemia de la covid-19, así como la guerra en Europa constituyen una nube gris en la panorámica de cualquier Gobierno que pretenda avanzar en lo social y lo económico. El calentamiento global y la contaminación ambiental serán escollos a vencer por la comunidad internacional.

La patria de Gabriel García Márquez se ha ganado el derecho a la paz entre sus hijos e hijas.
Nosotros como pueblo hermano les deseamos el mayor de los éxitos en su gestión gubernamental al presidente Gustavo Petro y a la vicepresidenta Francia Márquez.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias