EEUU busca desviar a terceros países, entre ellos RD, el probable impacto que tendría en su territorio el éxodo masivo de haitianos

Santo Domingo, 21 Nov – Estados Unidos busca desviar a terceros países, entre ellos República Dominicana, el impacto que podría tener en su territorio un probable éxodo masivo de inmigrantes haitianos a causa de la crisis que sacude al vecino país.

La estrategia norteamericana, de acuerdo a informes citados por la prensa local, es que estos terceros países sirvan de albergue temporal de haitianos huyen de su país en busca de mejores condiciones de vida.

Según dos funcionarios estadounidenses y un documento de planificación interna difundido por el medio estadounidense NBC News, la administración de Joe Biden contempla, además, la ampliación de la capacidad de la prisión de la Bahía de Guantánamo, en Cuba, para retener allí a indocumentados haitianos que sean detenidos por la Guardia Costera.

El medio afirmó que el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca preguntó al Departamento de Seguridad Nacional sobre la cantidad de inmigrantes haitianos requeriría que Estados Unidos designe a un tercer país para retenerlos luego de ser interceptados en el mar.

Agrega que la Casa Blanca vaticina que cuando el combustible ya no esté bloqueado por las bandas armadas y los migrantes puedan adquirirlo normalmente, podrían utilizar la gasolina para impulsar embarcaciones clandestinas y habrá un éxodo masivo de haitianos que intentarán hacer el peligroso viaje a los EE. UU. por la vía marítima.

En los últimos días, el Consejo de Seguridad Nacional de EE. UU. ha organizado una serie de reuniones sobre el tema, involucrando a los departamentos de Seguridad Nacional, Defensa y Estado.

Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos precisó que continúan monitoreando de cerca la situación en Haití, y hay planes de contingencia listos desde hace mucho tiempo en caso de un aumento en la migración marítima.

La Embajada de Estados Unidos publicó una alerta para sus nacionales señalando que la República Dominicana se están realizando acciones migratorias basadas en el color de piel de las personas.

A través de un comunicado señala que “en los últimos meses los viajeros a la República Dominicana han reportado haber sido retrasados, detenidos o sujetos a un mayor interrogatorio en los puertos de entrada y en otros encuentros con funcionarios de inmigración basados en su color de piel”.

El documento indica que “los informes sobre el trato desigual de los ciudadanos estadounidenses por parte de las autoridades dominicanas son motivo de preocupación constante para la Embajada de los Estados Unidos”.

El Ministerio de Relaciones respondió ayer a Estados Unidos que la República Dominicana no aguanta más, al quejarse por un comunicado en el que esa nación afirmaba que ciudadanos estadounidenses son maltratados al llegar al país por el color de su piel en el supuesto de que pueden ser haitianos.

La extensa respuesta emitida por la cancillería dominicana califica de infundado, extemporáneo e infeliz y le reclamó que el mismo no se corresponde con las excelentes relaciones y cooperación entre República Dominicana y Estados Unidos.

“El Gobierno dominicano jamás hubiera imaginado insinuaciones tan graves sobre nuestro país, cuya población evidencia ‘en su color de piel’ un amplio crisol de razas; mucho menos de un aliado que ha sido sujeto de numerosas acusaciones de trato xenófobo y racista a migrantes e inclusive a sectores de su propia población”.

La Cancillería reclamó a Estados Unidos el retiro de los términos sin verificar de este ambiguo comunicado. Le recordó que con esas acciones se le hace un gran daño a la economía dominicana que tiene en el turismo uno de sus pilares, lo que a su vez impacta negativamente en miles de trabajadores, aunque esa no haya sido la intención. Volvió a reiterar la posición externada por el presidente Abinader de que “no hay -ni podrá haber jamás- una solución dominicana a la odisea haitiana”.

Migración. La cancillería dominicana le recordó a Estados Unidos que sin el apoyo de la Comunidad Internacional se han hecho grandes esfuerzos para colaborar con Haití.

Le recordó el alto impacto que tiene la migración haitiana en el sistema sanitario dominicano. Reveló que hatianas ocupan el 32,4% de las camas de maternidad de los hospitales públicos; el 10,3% de las emergencias; el 14,9% de los internamientos y el 9,8% de las cirugías.

En diversos escenarios el presidente de la República, Luis Abinader, ha reiterado el llamado a la comunidad internacional para que actúe de manera urgente frente a la situación de crisis que vive Haití.

Fuente El Día

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias