El Comité militar libio anuncia su suspensión y agrava la división política

Trípoli, 9 abr (EFE).- Los representantes del Ejército Nacional Libio, de Jalifa Haftar, anunciaron hoy la disolución del Comité Militar 5+5 -único órgano en el que dialogaban los antiguos gobiernos enfrentados en Libia- y acusaron al primer ministro interino, Abdulhamid Dbeibeh, de agravar la situación «con sus acciones»

En rueda de prensa, los comandantes pidieron cerrar las instalaciones petroleras y las rutas que conectan el este con el oeste, claves para unificar Libia, en un país nuevamente dividido desde febrero con la designación de un Gobierno paralelo al de Trípoli, nombrado por el Parlamento, con sede en Tobruk y tutelado por Haftar.

El pasado 22 de marzo, los miembros del comité militar representantes del este demandaron la reapertura del espacio aéreo al considerar que fue cerrado por Dbeidah, por motivos políticos, y dieron un ultimátum para el pago de los salarios del Ejército Nacional Libio.

La suspensión de este órgano supone una peligrosa escalada cuando el país vuelve a estar fracturado entre el gobierno de Trípoli de Dbeibeh y el de Fathi Bashaga, designado jefe de Gobierno por la Cámara de Representantes con sede en la ciudad oriental de Tobruk.

La asesora especial de Naciones Unidas para Libia, Stephanie Williams, declaró esta semana que la ONU no adoptará una posición sobre el reconocimiento de un gobierno u otro, y hasta ahora mantiene contactos con ambos ejecutivos a quienes ha transmitido la urgencia de celebrar elecciones, lo antes posible.

Los comicios, previstos para el 24 de diciembre, fueron pospuestos en el último minuto por el Gobierno Unificado Nacional (GUN) de Dbeidah, razón por la cuál el Parlamento consideró que el Ejecutivo había expirado y nombró un nuevo Ejecutivo.

Basghaga anunció la celebración de elecciones en un plazo de 14 meses mientras que Dbeidah, que se niega a dejar el poder, mantiene los comicios para el mes junio, pero antes debían consensuar la enmienda constitucional para su celebración, lo que hoy resulta improbable.

El comité conjunto militar, que desde hoy suspende sus operaciones, cooperaba para garantizar la seguridad de las principales rutas del país, expulsar a los mercenarios extranjeros -estimados en unos 20.000- y reunificar el ejército.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias