El Gobierno de Ecuador retoma el control en una cárcel tras repeler fuego hostil

Quito, 3 nov (EFE).- El Gobierno de Ecuador anunció este jueves que logró recuperar el control del Pabellón 2 de la Cárcel Guayas Número 1, conocida como la Penitenciaría de Guayaquil, tras repeler fuego hostil de prisioneros que se resistían a ser trasladados a otros centros de reclusión del país.

El director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI), Guillermo Rodríguez, aseguró que se tomó el control del Pabellón 2 de la Penitenciaría de Guayaquil, donde se ejecutó el traslado de más de 1.400 presos a otra prisión en la vecina provincia de Manabí.

«Los cabecillas, criminales violentos que lideraban el Grupo de Delincuencia Organizada ‘Chone Killer’ y fomentaban resistencia armada» contra policías y militares «guardan ya prisión en la Roca», otra prisión de Guayaquil, escribió por su parte en Twitter el presidente del país, Guillermo Lasso.

«Estamos enfrentando con dureza a quienes interrumpieron su tranquilidad. Sepan que defenderé a los ecuatorianos y a la democracia hasta las últimas consecuencias. Juntos venceremos al crimen organizado, el narcotráfico y sus nexos con la política», agregó.

Se han ejecutado «las acciones necesarias para combatir la narcodelincuencia y el crimen organizado. El Gobierno Nacional continúa en la lucha para defender la paz de la ciudadanía y cualquier intento para desestabilizar la democracia», concluyó el mandatario.

En la operación de toma de control de la cárcel de Guayaquil, que duró unas 12 horas, han intervenido unos 1.300 policías e igual número de militares, quienes «fueron recibidos con fuego hostil», comentó el director del SNAI e informó que 15 agentes resultaron heridos.

El objetivo final es reducir el hacinamiento y mejorar la infraestructura carcelaria, dijo Rodríguez tras remarcar que todo esto busca «dignificar» y «mejorar» las condiciones de la cárcel para que se pueda desarrollar la rehabilitación de los reos.

La situación ha sido compleja porque al interior de las prisiones hay grupos que luchan por hacerse del control y generan hechos de violencia dentro y fuera de los muros de las cárceles, sostuvo tras destacar que la operación de este jueves ha sido «limpia».

Al final, dijo Rodríguez, se ha logrado trasladar a 417 personas privadas de libertad (PPL) de la cárcel de Guayaquil hacia la prisión regional 4 en Manabí, donde ya fueron trasladadas el martes otros 1.002 reos, lo que da un total de 1.419.

Con ese traslado masivo se abrirán las condiciones para mejorar las infraestructuras de la prisión de Guayaquil e incluso se estudia la posibilidad de demoler un edificio conocido como «consular» que, según Rodríguez, no es apropiado para un proceso de rehabilitación.

En el proceso de recuperación del espacio, las fuerzas del orden han encontrado escondidas armas de grueso calibre y una cantidad importante de municiones.

La operación de recuperación del control del Pabellón 2 se dio en medio de un plan que lleva adelante el Gobierno para intentar solucionar una crisis carcelaria de más de dos años.

En lo que va de 2022, más de 100 reclusos han fallecido violentamente en las cárceles ecuatorianas y son más de 400 los asesinados desde 2020 en frecuentes reyertas entre bandas que se disputan el control de las prisiones.

Además, los incidentes en la cárcel de Guayaquil se dieron en un momento en que rige en la provincia de Guayas (en el suroeste del país y cuya capital es Guayaquil) un estado de excepción, ante la escalada de hechos violentos en las calles.

Asimismo, la provincia costera de Esmeraldas (en el noreste y fronteriza con Colombia) fue sometida desde la noche del martes al Estado de excepción por 45 días, como medida para intentar frenar el auge de hechos violentos atribuidos por las autoridades a bandas del crimen organizado y del narcotráfico.

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias