En menos de dos años, cinco iniciativas del Poder Ejecutivo han sido retiradas tras ser ampliamente cuestionadas por sectores de opinión pública

Santo Domingo, 1 julio – Al menos cinco iniciativas del Poder Ejecutivo han sido retiradas en el curso de la presente gestión del Presidente Luis Abinader luego de haber sido cometidas a una avalancha de criticas en las redes sociales, pero igualmente cuestionadas por representes de la oposición y de otros sectores organizados.

Así lo resalta el matutino El Caribe, al destacar que el Presidente Abinader volvió a dar reversa con el proyecto de ley contra la ciberdelincuencia por la avalancha de críticas, y que ya suman cinco las ocasiones en que ha hecho lo mismo, en menos de dos años que lleva de gestión.

Otros proyectos como la propuesta de reforma a la Constitución han tenido que engavetarse por las críticas y la falta de consenso. El último caso fue el retiro del Congreso del proyecto de ley ciberdelincuencia que el gobierno sometió y dos semanas después anunció que retira ante la avalancha de críticas que generó porque supuestamente limitaría la libertad de expresión.

“Por instrucción del presidente de la República estoy procediendo a retirar de la Cámara de Diputados el proyecto de ley contra la ciberdelicuencia a fin de facilitar el trabajo que llevará a cabo la Comisión Consultiva para la revisión y actualización de la legislación sobre libertad de expresión”, informó el funcionario en su cuenta de Twitter el pasado miércoles.

Con el propósito de unificar criterios sobre la libertad de expresión, el presidente Abinader, integró una comisión encabezada por el abogado Namphi Rodríguez, e integrada por Miguel Franjul, Inés Aizpún, Persio Maldonado, Luis Eduardo Lora Iglesias (Huchi), Edith Febles, Eric Raful Pérez, Hermógenes Acosta de los Santos, Miguel Ángel Prestol González, Jimena Conde Jiminián, Aurelio Henríquez, Elvira Lora Peña y Gabriela Beltré.

Antes, en enero de este año, Abinader pidió al Senado posponer el conocimiento del fideicomiso para la administración de Punta Catalina y envió la propuesta a discusión al Consejo Económico y Social (CES), luego del alud de críticas que generó la propuesta que fue interpretada como intención de privatización de esa empresa, lo que el gobernante negó rotundamente.

La primera vez que eso ocurrió fue el 9 de octubre del 2020, luego de las críticas que generó el proyecto de presupuesto del 2021 que incluía impuestos a diversos servicios. Ante las críticas, el gobernante “apagó” el fuego en menos de 48 horas con un discurso al país.

En esa misma alocución, Abinader informó que el CES convocaría la discusión para el pacto fiscal pendiente desde el 2012 y que está pautado en la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo.

Luego de rechazo generalizado al plan de reforma fiscal que el gobierno nunca formalizó, Abinader habló al país para informarle que no someterá un proyecto. Abinader ha dicho que prefiere escuchar y no le importa que lo critiquen porque siempre preferirá escuchar a todo el mundo.

La frecuencia con que el presidente asume esa actitud ha generado críticas. El especialista en comunicación Melvin Peña opinó hace tiempo que ese tipo de acción con frecuencia puede terminar dando una imagen de improvisación al gobernante. “Si ocurre una vez, bueno está bien, pero si ocurre con frecuencia proyecta improvisación; es como si la opinión pública lo dirige, debe ser al revés, los líderes deben orientar la opinión pública”, consideró.

Fuente El Caribe

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias