La Justicia minimiza el impacto electoral de los retenes policiales en carreteras

Brasilia, 30 oct (EFE).- El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, afirmó este domingo que los retenes policiales en diversas carreteras del país en medio de las votaciones no han impedido que los electores ejerzan su derecho.

«En algunos casos eso retardó la llegada de los electores, pero en ningún caso impidió que puedan votar», declaró el magistrado en una rueda de prensa, en referencia a una denuncia de la campaña del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, favorito para ganar este domingo frente al presidente Jair Bolsonaro.

Según la campaña de Lula, esos retenes policiales fueron sobre todo en el noreste del país, el mayor fortín político del candidato progresista, lo cual fue documentado por numerosos videos que circularon en las redes sociales.

De Moraes conversó con la prensa tras una reunión con el director general de la Policía Federal de Carreteras, Silvinei Vasques, sobre quien dijo que le garantizó que las operaciones serían suspendidas y le aclaró que estaban centradas en asuntos vinculados al Código de Tránsito brasileño.

«Explicó que eran autobuses con problemas en los neumáticos, en las luces o con otras cosas contempladas en el Código de Tránsito», dijo De Moraes, quien insistió en que, aún en los casos de ómnibus fiscalizados, «ninguno fue retenido» y «todos los electores pudieron llegar a los centros de votación».

De todos modos, aclaró que el TSE investigará la situación y aseguró que, «si hubiera alguna responsabilidad» por parte de las autoridades policiales, se adoptarán «las medidas correspondientes».

Según el magistrado, la hipótesis de que la Policía seguiría órdenes del Gobierno para retener a los electores de Lula, que son mayoría en el noreste, «está totalmente fuera de la realidad».

Esa posibilidad llegó a ser barajada por algunos dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT), que incluso llegó a pedir que fuera arrestado el director de la Policía Federal de Carreteras.

De Moraes también dijo que en algunas ciudades del país fue comprobado que se violaba una determinación que imponía la gratuidad del transporte público durante la jornada electoral, pero sostuvo que esos y otros problemas registrados a lo largo de la jornada ya fueron «subsanados».

El magistrado conversó con los periodistas cuando faltaba una hora y media para el cierre de las mesas, e insistió en que el proceso en todo el país se desarrollaba en «paz» y sin mayores incidentes.

Asimismo, explicó que, durante la jornada electoral, el tribunal ha mantenido el «combate a las fake news» y al «discurso de odio» en las redes sociales, que han seguido circulando este domingo en redes sociales.

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias