La Policía de Los Ángeles no consideró a Amber Heard víctima de abuso doméstico

Los Ángeles (EE.UU.), 26 abr (EFE).- La Policía de Los Ángeles no consideró que la actriz Amber Heard fuese víctima de violencia doméstica cuando acudió al apartamento que compartía con el también actor Johnny Depp tras una discusión en 2016.

En una nueva jornada del litigio que enfrenta a los dos actores, el juzgado del condado de Fairfaix (Virginia, EE.UU.) proyectó una declaración en video de la agente, Melissa Sáenz, que acudió a la residencia al recibir una llamada de emergencia.

«No la identifiqué como víctima de violencia doméstica”, contestó la policía cuando se le preguntó por qué no activó el protocolo de violencia doméstica (término que en EE.UU. también se utiliza para la violencia machista).

Según Sáenz, la visita de las autoridades al piso que la pareja compartía en el centro de Los Ángeles duró menos de 20 minutos y ocurrió la noche del 21 de mayo de 2016, una fecha en la que Heard había dicho anteriormente que fue golpeada por Depp.

Tras la visita, la Policía de Los Ángeles (LAPD) cerró el caso porque no se había cometido «ningún crimen», sostuvo la agente interrogada, que añadió que no se tomaron fotos de la escena.

En el interrogatorio, que se grabó el 31 de marzo de 2021, los abogados de Heard mostraron unas fotos en las que la actriz salía con el rostro enrojecido y que supuestamente correspondían a esa noche, pero la agente insistió en que no constató «signos de violencia».

«Es consistente con su llanto, su rostro está sonrojado», afirmó Sáenz.

La declaración se produce un día después de que Depp pusiera fin a sus cuatro jornadas de testimonio oral, en las que defendió que «nunca ha golpeado a una mujer» y se presentó a sí mismo como una víctima de violencia doméstica que recibió ataques de Heard.

Depp, que acudió al juzgado trajeado y con gafas de sol, fue jaleado en varias ocasiones por el público presente en la sala, en su mayoría seguidoras del actor, llegadas de lugares tan remotos como Australia, según contaron a la prensa local.

También estuvo presente Heard, cuya declaración se espera en las próximas semanas.

En el litigio, Depp acusa a su exesposa de difamación por un artículo que ella publicó en el diario The Washington Post en 2018, después de su divorcio, en el que aseguraba haber sufrido «abuso doméstico».

El actor pide a su expareja 50 millones de dólares por daños y perjuicios.

Por su parte, Heard ha respondido con una contrademanda en la que alega que Depp ha impulsado una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones de dólares.

Es la primera vez que los dos famosos se enfrentan entre sí ante la justicia: en el juicio celebrado en 2020 en Londres, y que Depp perdió, la actriz acudió en calidad de testigo, ya que la acusación era contra el diario británico The Sun por un artículo que calificaba al actor de «agresor de mujeres».

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias