Los periodistas, su imagen… y su bolsillo

El periodismo, sin duda alguna, es uno de los oficios más hermosos del mundo. A esto le agregaría que, siempre y cuando, se tenga la dicha de ejercerlo en un país que respete a quienes lo ejercen y los valore.
Saludo que ¡por fin! el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) levantara su voz para que los sueldos y las condiciones mejoren en el área. Aprovecho la ocasión para invitarlos a que no lo hagan solo en ocasiones, sino que sostengan una lucha para que esto se concrete.

Ciertamente, como denunció el CDP, hemos visto como se ha cargado con más trabajo al periodista y sus beneficios han disminuido y esto no es justo.

Creo es una de las pocas veces en las que he visto al gremio hacer este llamado por quienes representa. Ya es hora, en especial en este contexto en el que muchos se asumen como periodistas sin serlo, de que se haga más presente la defensa al oficio porque la situación lo amerita.

Una vez escribí sobre lo que implica ser periodista y cómo, tras años metidos en un medio de comunicación, aspectos como los malos sueldos, la carga de trabajo, el horario y pluriempleo, derivan en un deterioro de la salud que, en muchos casos, explota cuando es demasiado tarde.

No podemos dejar de mencionar lo que exige el mundo de la televisión a los colegas que son reporteros. Sí, la pantalla es imagen y hay que cuidar cómo nos presentamos, pero el medio de comunicación debe garantizarlo como se solía hacer antes.

Cuando empecé como reportera en CDN, nos garantizaban intercambio de ropa y salón de belleza. Esto significaba mucho para nosotros y para nuestros bolsillos, ya que en esos tiempos el sueldo era de 15 mil pesos para iniciar… no creo que esté muy lejos en la actualidad.

Al consultar a varios colegas que están en televisión, estos me confirmaron que, lastimosamente, la mayoría de los noticiarios no están garantizando a sus reporteros ninguno de esos beneficios que cité en el párrafo anterior. Es necesario que esto se retome y sé que no es difícil, porque se gestiona por intercambios.

Quise escribir sobre esto para que algunos ajenos a la realidad del oficio y que se lucran del mismo sin haberse formado en la carrera, entiendan que ser periodista es hermoso, pero que las condiciones, en muchos casos, no son las mejores para ajustarse a la realidad de otro que desconoce nuestro mundo.
¡Gracias por leerme!

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias