Luis Orbegoso, el músico peruano que reta a diario su ceguera con la salsa

San Juan, 1 jul (EFE).- Con tres décadas en la música a sus espaldas, el peruano Luis Orbegoso, miembro de la orquesta de salsa del puertorriqueña Rafi Marrero, se reta a diario en el escenario cantando y tocando varios instrumentos de percusión pese a ser ciego.

Nacido en Lima, pero criado en las ciudades canadienses de Montreal y Toronto, Orbegoso se ha convertido en un ejemplo de superación y en una fuente de inspiración para sus compañeros.

También conocido como «Lucho», demuestra sus capacidades musicales al cantar con voz muy gruesa y tocar simultáneamente los instrumentos musicales que domina: la conga o tumbadora, el timbal, el bongó y el trombón, algo que pocos artistas logran.

Esos dotes musicales los mostró a Efe junto a Marrero en un estudio de grabación en Río Piedras (San Juan) durante la reciente promoción en la isla del nuevo disco de la orquesta, «Vengo con mi nuevo plante».

«Me gusta retarme y cantar a la vez», aseguró Orbegoso, quien cuenta con una voz bastante parecida a la del legendario salsero puertorriqueño Adalberto Santiago.

«Es independencia. Una mano toca una cosa y la otra un patrón. La voz es una extremidad. Es difícil, pero uno lo hace lento, lo fragmenta, lo construye, y al armar el patrón, pues uno lo va dominando», admitió.

AGRADECE SER CIEGO DE NACIMIENTO

La salsa le ha ayudado a Orbegoso a llevar la vida con mucha alegría y no estar depresivo pese a su ceguera, como lo han demostrado otros destacados músicos invidentes como Stevie Wonder, Ray Charles y Andrea Bocelli.

«Yo creo que en cierta forma es bueno que haya nacido no vidente. Y a mí no me gusta decirle condición, porque para mí, condición es que yo no haya tenido la vista y se me fue, sino que esto vino de fábrica, y entonces no es condición ninguna», reflexionó.

Rafi Marrero, por su parte, dijo a Efe que pese a la falta de visión de Orbegoso, es una persona innovadora, tanto a nivel humano como profesional.

«‘Lucho’ siempre está buscando algo para innovar. No puedo decir nada negativo de él», afirmó Pedro Rafael Marrero Concepción, nombre de pila de este militar retirado que, tras su jubilación, decidió formar su propia orquesta de salsa.

«Estamos dispuestos a hacer lo que sea para echar adelante este proyecto. Ya hemos creado esa confianza, esa hermandad y somos inseparables. Ya sabemos lo que tenemos, y quisieran muchos tener lo que tenemos nosotros», aseguró.

INFLUENCIAS MUSICALES DE PERÚ

Las influencias musicales de Orbegoso, según relató a Efe, provienen de la música folclórica de la costa de su natal Perú, donde se fusionan instrumentos como los cajones peruanos con la guitarra, las castañuelas e instrumentos de percusión menor.

Estas fusiones fueron lo que llevaron a Orbegoso a interesarse por la música.

Fue a sus 9 años, después de que su familia se mudara de Perú a Canadá, cuando empezó a desarrollar su carrera musical, específicamente con la gaita escocesa, pero después llegó el tambor de rudimento.

No fue hasta el año 1991, cuando Orbegoso tenía 31 años y se mudó de Montreal a Toronto, que aprendió a tocar las congas, al escuchar y estudiar los patrones de estos tambores por parte de algunos músicos que los interpretaban, entre ellos, el puertorriqueño Giovanni Hidalgo.

«En 1991 puse por primera vez la mano en una conga. Uno debe saber todos los instrumentos de percusión en esta música afroantillana y los roles de cada uno en la música. Entonces, empecé a dominar la conga, el timbal y el bongó», explicó.

El dominio de cantar y tocar al unísono algún instrumento de percusión lo aprendió al entrar en 2003 en la orquesta Moda Eterna, que tenía el objetivo -rememoró- de «educar al público canadiense con la salsa de Nueva York», apartándose de la que otras agrupaciones tocaban en Puerto Rico o Miami.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias