Miles de armenios huyen de Nagorno Karabaj mientras el presidente de Turquía visita Azerbaiyán

EREVÁN, Armenia 25 sept  — Miles de armenios salían de Nagorno Karabaj después de que el ejército azerbaiyano recuperase el control de la región separatista, mientras el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, visitaba Azerbaiyán el lunes en una muestra de apoyo a su aliado.

El ejército azerbaiyano expulsó la semana pasada a las fuerzas armenias en una ofensiva de 24 horas, lo que obligó a las autoridades separatistas a acceder a dejar las armas y entablar negociaciones sobre la “reintegración” de Nagorno Karabaj en Azerbaiyán tras tres décadas de gobierno separatista.

Aunque Azerbaiyán prometió respetar los derechos de las personas de etnia armenia en la región y restaurar los suministros tras 10 meses de bloqueo, muchos residentes temían represalias y dijeron que tenían previsto marcharse a Armenia.

El gobierno armenio dijo que 4.850 residentes de la región habían huido a Armenia para el mediodía del lunes.

“Fue una pesadilla. No hay palabras para describirlo. El pueblo recibió muchos proyectiles. Casi no queda nadie en el pueblo”, dijo una mujer que había evacuado y que habló con The Associated Press en la ciudad armenia de Kornidzor y declinó dar su nombre por motivos de seguridad.

Moscú señaló que las fuerzas de paz rusas en Nagorno Karabaj ayudaban en la evacuación.

El Ministerio azerbaiyano de Defensa dijo el lunes que dos de sus soldados habían muerto el día anterior cuando un vehículo militar accionó una mina terrestre. No concretó dónde se había producido la explosión.

En un mensaje a la nación el domingo, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, dijo que su gobierno trabajaba con socios internacionales para proteger los derechos y la seguridad de los armenios en Nagorno Karabaj.

“Si estos esfuerzos no producen resultados concretos, el gobierno recibirá a nuestras hermanas y hermanos de Nagorno-Karabaj en la República de Armenia con todos los cuidados”, dijo.

Manifestantes que reclamaban la renuncia de Pashinyan seguían bloqueando las principales avenidas de la capital armenia el lunes, con choques ocasionales con la policía.

Hay tropas de paz rusas en la región desde 2020, cuando un armisticio mediado por Rusia puso fin a seis semanas de guerra entre Azerbaiyán y las fuerzas armenias en Nagorno Karabaj.

Pashinyan y muchos otros en Armenia acusaron a las fuerzas de paz de faltar a su tarea de impedir las hostilidades y proteger a la población armenia. Moscú rechazó las acusaciones, alegando que sus fuerzas no tienen base legal para intervenir, especialmente después de que Pashinyan reconociera que Nagorno-Karabaj forma parte de Azerbaiyán.

La región quedó bajo control de las fuerzas de etnia armenia, respaldadas por el ejército armenio, en combates separatistas que terminaron en 1994. Durante la guerra de 2020, Azerbaiyán recuperó zonas de Nagorno Karabaj y sus alrededores que fuerzas armenias habían tomado en el conflicto anterior.

Rusia ha sido el principal aliado y defensor de Armenia y tiene una base militar allí, pero también ha intentado mantener lazos amistosos con Azerbaiyán. La influencia rusa en la región se ha reducido con rapidez durante la guerra en Ucrania, al tiempo que aumentaba la presencia del principal aliado de Azerbaiyán, Turquía.

Erdogan llegó el lunes al exclave azerbaiyano de Nakhchivan para reunirse con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, para hablar sobre sus relaciones bilaterales y asuntos globales. Nakchivan está separado del resto de Azerbaiyán por territorio armenio, pero tiene una pequeña frontera con Turquía.

AP

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias