Ministerio de Economía propone intervenciones multisectoriales para mejorar calidad de vida en la zona fronteriza

Puntualiza que los hogares en la zona fronteriza presentan mejoría en la materialidad de vivienda, sin embargo, persisten las condiciones de vulnerabilidad en 54%, lo que evidencia la necesidad de acciones multisectoriales.

Santo Domingo, 2 julio . El Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo publica el “Monitor de la Frontera” correspondiente a junio de 2022 sobre los cambios observados en las características de los hogares de la zona fronteriza en el período 2013-2021, donde se destacan las intervenciones multisectoriales de la Estrategia de Desarrollo para la Zona Fronteriza: MiFronteraRD , las cuales contribuirán en mejorar la calidad de vida.

En específico, en base a la ENHOGAR 2021, señala que los hogares del territorio continúan siendo muy vulnerables en términos de materialidad de la vivienda. En particular, se destaca que cuatro de cada 10 hogares todavía no cuentan con inodoro como servicio sanitario, cinco de cada 10 no cuenta con acceso a agua dentro de la vivienda, mientras que siete de cada 10 carecen de techo de concreto.

La publicación mensual puntualiza que la superación de las desigualdades constituye un imperativo para lograr mayores niveles de desarrollo.

“Las distintas facetas de la desigualdad asociadas a la zona fronteriza evidencian limitaciones en cuanto al acceso a bienes y servicios básicos, lo que genera desincentivos para la innovación y la inversión”, señala el documento, elaborado por la Dirección de Políticas de Desarrollo de la Zona Fronteriza.

En este sentido, explica que las últimas actualizaciones estadísticas continúan situando a la zona fronteriza como el territorio con mayor concentración de hogares ubicados en los grupos socioeconómicos bajo y muy bajo (54.3%).

En particular, cita que en 2021 Elías Piña (73.6%), Pedernales (69.7%) y Baoruco (65.8%) son las provincias del país con los más altos niveles de vulnerabilidad.

No obstante, se destaca la importante reducción de 11 puntos porcentuales en la proporción de hogares que se situaban en los grupos socioeconómicos más bajos durante el período 2018-2021.

“Esto se explica por el crecimiento en casi la misma proporción del cambio (10 puntos porcentuales) del grupo socioeconómico medio”, indica el Monitor de la Frontera.

Agrega que, en los hogares de en este grupo socioeconómico, la materialidad de la vivienda es uno de los factores de mayor incidencia. En términos generales, en 2021, 95.5% de los hogares tenía techo de zinc, pisos de cemento (84.7%), paredes de concreto (46.0%) y acceso a agua fuera de la vivienda (60.3%).

En términos generales, indica que se observan mejoras respecto a las condiciones de la vivienda en la zona fronteriza, específicamente en la tenencia de techo de concreto, agua dentro de la vivienda, inodoro como servicio sanitario, entre otros; indicadores trascendentales para la calidad de vida de la población de estas provincias.

Sostiene que adicionalmente, la infraestructura de saneamiento continúa presentando limitaciones importantes. Adicionalmente, añade que, en estos grupos poblacionales, aún persiste el método de quema de basura como salida para la eliminación de desechos (1 de cada 5 hogares), práctica altamente dañina para el medio ambiente y la salud. Igualmente, siete de cada 10 hogares no contaban con inodoros como servicio sanitario.

Realidades diferenciadas

De acuerdo con la publicación, en la zona fronteriza coexisten hogares con realidades significativamente diferenciadas y si bien el hogar promedio pertenece a los grupos socioeconómicos de mayor vulnerabilidad, en el otro extremo, se ubica una minoría de hogares en el territorio del nivel socioeconómico alto (3 de cada 10).

Explica que en los hogares más favorecidos predomina el techo de concreto (77.1%), las paredes de block (96.9%), el piso de cerámica (67.4%) y agua dentro de la vivienda (89.6%).

La publicación hace una puntualización sobre la ruralidad en el territorio, destacando que la zona fronteriza concentra dos de las cinco provincias con mayor proporción de hogares rurales del país: Pedernales (34.5%) y Santiago Rodríguez (38.5%).

Agrega que en estos últimos años la proporción de hogares rurales ha disminuido 11 puntos porcentuales, situándose en un 29.3% a 2021, siendo Dajabón y Montecristi las que presentan las mayores reducciones (14 y 13 puntos porcentuales respectivamente).

Añade que, en el caso de territorios como la zona fronteriza, la reducción de la ruralidad tiene implicaciones negativas. Puntualiza que cada vez más, los residentes rurales están ocupados en una gran diversidad de actividades económicas en los centros urbanos, esto se explica por la estrechez de la base económica rural y la limitada actividad productiva en los territorios rurales.

Finalmente, indica que las acciones propuestas por la Estrategia de Desarrollo para la Zona Fronteriza: MiFronteraRD abordan las problemáticas identificadas desde cada sectorial, con el objetivo de mitigar las desigualdades detectadas.

Sostiene que el enfoque no solo se concentra en medidas orientadas a mejorar la infraestructura del hogar, sino que también está orientado en dotar a los habitantes de la zona de las herramientas y acompañamiento necesarios para hacer sostenible estos cambios.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias