Perú «está en cuidados intensivos», afirma el cardenal peruano

Lima, 17 abr (EFE).- El cardenal peruano, Pedro Barreto, aseguró este domingo que «el Perú está en cuidados intensivos» y el presidente Pedro Castillo tiene una «única oportunidad» de hacer un cambio profundo en su Gobierno para solucionar la crisis política y social que enfrenta a su país.

«Esta es la única oportunidad que tiene el presidente Castillo para salir adelante, la única», declaró Barreto en una entrevista publicada este domingo por el diario La República.

El cardenal reconoció que tras haberse reunido el pasado miércoles con el gobernante, ha recibido duras críticas tanto del partido oficialista Perú Libre, de tendencia marxista, así como de los opositores a Castillo, que buscan que el mandatario renuncie o sea destituido por el Congreso.

Aseguró que «a pesar de los gritos, escándalos e insultos» participó en esa reunión «por el bien del Perú» y que su intención ha sido «como pide el papa Francisco, rehabilitar la política, y es así cuando se busca el bien de todos, no de un grupo con intereses que dañan la unidad del país».

Barreto dijo que respondió a una invitación personal de Castillo que le llegó por intermedio del congresista oficialista Guillermo Bermejo y, por ese motivo, su reunión no fue «una injerencia de la iglesia».

«Buscamos la fraternidad en el Perú. Y ese es el gran llamado a todos los peruanos. No podemos estar como estamos ahora, enfrentados, el Perú está en cuidados intensivos», enfatizó.

El también arzobispo de la ciudad centro andina de Huancayo confirmó que el mandatario le manifestó su voluntad de hacer cambios en su Gobierno y que esa misma posición le expresó luego al presidente del foro del Acuerdo Nacional, Max Hernández.

Admitió, sin embargo, que comparte la «decepción» de los ciudadanos que anteriormente han visto que «no se han producido» los cambios que ofreció Castillo desde que comenzó su gestión, el pasado 28 de julio.

«Hemos tenido que esperar más de 8 meses, de tumbo en tumbo, y por eso es muy difícil de creer en un cambio. Y por eso, decía yo, debe ser radical. Radical en el sentido de un cambio de rumbo cualitativo, no se trata de poner parches, se trata de renovar la estructura política del país», enfatizó.

Barreto consideró, además, que la solución no pasa solo por el cambio de algunos ministros, aunque remarcó que la situación que afronta su país, que en las últimas semanas ha presenciado paralizaciones y manifestaciones violentas contra el Ejecutivo, no es solamente responsabilidad del presidente, sino también del Legislativo y de la sociedad civil.

«Todos tenemos que estar unidos en un solo objetivo. Aquí estamos buscando una resurrección del país, no podemos estar en más o menos, es ahora o nunca. Dar ese salto cualitativo a una transformación de la política para que personas honestas puedan servir al pueblo que los elige», sostuvo.

En ese sentido, consideró que cuando Castillo «acepta los cambios está reconociendo sus errores», pero acotó que el presidente «no va a hacer solo todo, ni los ministros, y hay algunos ministros realmente muy buenos, que están haciendo una labor titánica en circunstancias muy difíciles. Y en el Legislativo hay congresistas muy buenos, con muy buena voluntad».

«Pero hay un grupo, lo llamaría negativo, que cambia las agendas, han dedicado su tiempo a la vacancia (destitución) y esas cosas, olvidándose de las urgentes necesidades del país. En el Poder Judicial se intenta hacer mucho más eficaz y eficiente su servicio al país. Ahora, no olvidemos que la sociedad civil debe tener un protagonismo muy importante», opinó.

El cardenal reiteró que, por ese motivo, la iglesia Católica «no puede estar exenta de aquello que esté al servicio de la persona humana, sea quien sea».

«No puede eximirse de esta gran responsabilidad. Como iglesia respetamos la autonomía de la política, tal y como he dicho, pero la iglesia no se quedará en la sacristía como algunos ahora están pidiendo», concluyó.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias