Presidente de La Suprema Corte destaca como un éxito sin precedente reducción de la mora judicial

Santo Domingo, 7 Ene .- La Suprema Corte de Justicia ha reducido la mora judicial y ha resuelto la mayoría de los expedientes que estaban acumulados antes de 2019, anunció este viernes el presidente del tribunal, Luis Henry Molina Peña.

El magistrado reveló que se han resuelto el 100 % de los casos apoderados hasta 2019 en las Segunda y Tercera Salas de la SCJ, además de en el Pleno y en las Salas Reunidas del alto tribunal.

En la Primera Sala, que conoce casos civiles y comerciales, al 2019 había 6,476 expedientes en mora y «hoy habiendo hecho un trabajo contundente» quedan solo 730 casos pendientes de esa época, resaltó Molina en un discurso con motivo del Día del Poder Judicial.

La Segunda Sala, que se ocupa de casos penales, ha resuelto 1,209 expedientes anteriores a 2019 y la Tercera Sala, que conoce casos del derecho laboral, de tierra y de lo contencioso administrativo, ha resuelto 1,198 expedientes en mora y «se encuentra al día» conociendo casos que han entrado en 2021.

Al defender el «plan antimora» que está poniendo en marcha la SCJ, Molina citó una frase atribuida a Séneca, que señala que «nada se parece más a la injusticia que la justicia tardía».

En a la actividad, a la que asistió el Presidente Luis Abinader y otras autoridades de la nación, Molina Peña calificó como un logro sin precedentes en la historia de la administración de justicia del país la erradicación en un 100% de la mora judicial en la Segunda y Tercera Salas, el Pleno y Salas Reunidas del alto tribunal.

En su discurso central de este 7 de enero con motivo del Día del Poder Judicial, en audiencia solemne celebrada en la Sala Augusta de la SCJ, Molina aseguró que por ese arduo trabajo la justicia exhibe hoy un logro sin precedentes en su historia, gracias a la labor y compromiso asumidos por los jueces que componen el pleno de la Suprema Corte de Justicia, “al quedar resuelto el 100% de los expedientes de audiencia y fallos apoderados antes de 2019”.

“Este gran trabajo es el resultado del Plan de Erradicación de la Mora o retardo judicial que pusiera en marcha el Pleno de la Suprema Corte. Así como la integración de nuevas metodologías de trabajo y herramientas tecnológicas”, sostuvo Molina Peña.

En otro tema, Molina Peña indicó que entre los avances relativos a los sistemas revisados se encuentra el estudio y diseño del Escalafón Judicial, el cual avala los derechos de profesionalización de la judicatura y permite de manera racional asegurar que el avance de cada jueza y juez se produzca bajo parámetros objetivos y relativos a cualificaciones equitativas. 

“Aumentando las perspectivas de institucionalización y limitando la discrecionalidad, se produjeron los primeros movimientos en la carrera judicial. El escalafón judicial, de acceso público, permite generar relaciones más justas y armónicas entre jueces, en cumplimiento del mandato de la Ley de carrera judicial desde 1998”, expuso el también presidente del Consejo del Poder Judicial. 

Agregó que cada una de estas actualizaciones resulta en protección efectiva de las garantías de las juezas y jueces, aportando a una judicatura más profesionalizada y estable, dejando atrás la discrecionalidad en la toma de decisiones vinculadas al sistema.

De igual manera, explicó que se está incorporando a la actividad judicial la tecnología necesaria no sólo para optimizar su operación, sino también para hacerla más transparente, fiscalizable y orientada a la rendición de cuentas.

“No es sólo un cambio tecnológico, sino también una transformación cultural”, concluyó.

También, Molina Peña recordó que se ha actualizado el Código de Comportamiento Ético, el cual funciona como un catálogo de deberes, prohibiciones, inhibiciones, inhabilidades y conflictos de intereses.

“Este código de ética, amparado en valores compartidos, permite renovar el vigor del sistema de integridad. Aprobada por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia, la modificación de esta política judicial abona a la necesaria confianza de la ciudadanía en la Justicia”. 

El magistrado presidente sostuvo que el Poder Judicial encuentra razón de ser al lograr una justicia inclusiva, oportuna y confiable, garante de los derechos y la dignidad de las personas. Con políticas judiciales que abonan al acceso y reducen las barreras para quienes el sistema pone en situación de vulnerabilidad.

Escuela Nacional de la Judicatura

Respecto a la Escuela Nacional de la Judicatura, el magistrado presidente señaló que se continuaron desarrollando los programas que potenciaron la opción virtual, lo que pudo facilitar el acceso y capacitación a un total de 14,944 personas. “Estos programas fueron aplicados a todo el personal interno y a usuarios, abogados y abogadas de todo el país”, dijo.

Además, explicó que también supone un importante aporte a la transformación de la justicia la creación del Laboratorio de Innovación para la Justicia de la Escuela, así como el lanzamiento de su nueva biblioteca virtual, donde se pueden consultar jurisprudencia y doctrina de 1910 a julio de 2021.

Sobre el Registro Inmobiliario, manifestó que este organismo mantiene un nivel de cumplimiento superior al 95%, pese a que la demanda de servicio ha crecido un 20%.

“Durante el año que terminó auspiciamos la celebración de la VII Conferencia y Asamblea de la Red Interamericana de Catastro y Registro de Propiedad, ocasión en la que pudimos exhibir los avances en atención de público que han significado tanto la oficina virtual para trámites registrales como la aplicación móvil del servicio, expresó. 

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias