Ray Viera homenajea con «Pachecolandia» a la salsa y a Johnny Pacheco

Ruth E. Hernández Beltrán

Nueva York, 20 oct (EFE).- El cantante Ray Viera rinde tributo en su último disco «Pachecolandia» al difunto músico, compositor, líder de banda y fundador de las Estrellas de Fania, Johnny Pacheco, a quien considera su mentor, y por ello le ha dedicado un álbum en el que invita al público a bailar de principio a fin la salsa de los años 70.

«Conocer a Pacheco (1935-2021) cambió el curso de mi vida», dice con admiración Viera en una entrevista con EFE y que no olvida el día en que conoció al creativo y vanguardista músico, en 1996, en el famoso club Copacabana, adonde había llegado sin saber que el dominicano se presentaba esa noche con su grupo.

Viera, entonces de 26 años, llevaba consigo por casualidad un demo que había grabado con una de las bandas con las que cantaba. «Cuando fui al Copacabana no sabía con quién me iba a encontrar, pero algo me dijo que me llevara un cassette», que entregó esa noche al músico, señaló el sonero.

«Me le acerqué, le dije que yo cantaba, que era su fanático y le entregué el cassette, que él guardó en un maletín. A los tres meses me llamó porque necesitaba un cantante» para un disco que producía, recordó.

Admite que nunca pensó que el músico prestaría atención a la grabación, ni «que surgiría algo de eso, pero por lo memos podría decir que había conocido a Pacheco».

Sin embargo, luego de varios meses volvió a llamarle para otro proyecto y para finales de 1997 ya Viera se había integrado a la banda «Pacheco y su Tumbao», con la que continuó hasta que el dominicano, enfermo, se retiró de los escenarios.

«Pacheco fue una escuela para mí», dice y de él recuerda su profesionalidad, su disciplina, pero sobre todo su buen humor.

Recuerda que el famoso músico «tenía un sentido del humor tan natural que te hacía reír y rompía la tensión que siempre hay en los ensayos» y que «fue como un padre mí, compartíamos fuera del escenario».

«Cuando falleció reviví todo lo que viví con él, lo que aprendí y escribí Pachecolandia», señala el cantante sobre el tema que da título a este proyecto, cuyo nombre combina el del maestro Pacheco y de un parque de diversiones al que acudía en su infancia en Puerto Rico.

«Siempre sentí que la música de Pacheco y hacer parte del grupo fue divertido. Su música era alegre y divertida y también su personalidad. Me gocé todo ese tiempo, no lo voy a olvidar», asegura.

«Yo me voy, yo me quedo en Pachecolandia», dice en parte la lírica, que se refiere al fenecido músico como «un guerrero, un luchador», que ahora «está con los inmortales» y en el que el arreglista Edwin Sánchez mezcla dos estilos de Pacheco, el de la charanga, que le dio a conocer, y el de conjunto, que armoniza las 3 trompetas del grupo (tocan diferentes notas a la misma vez).

Con este tema en mano, Viera acudió al pianista y arreglista Sánchez, quien coprodujo el disco, que además de Pachecolandia incluye cinco temas grabados por Pacheco a lo largo de su carrera a los que hicieron nuevos arreglos, y que llevan al público a una «montaña rusa musical».

Uno de ellos, la charanga «El güiro de Macorina» de la autoría de Pacheco, y grabada ahora como guaracha, y el resto, de diversos autores, «Llora», «Baila Vicente», «Ven y ven» y «Yo quiero morir cantando» fueron elegidos por Viera tras escuchar la extensa discografía del músico.

«Son temas que Pacheco grabó pero no recibieron tanta exposición, con arreglos diferentes. Quería la esencia del estilo de Pacheco, que no fueran una copia», un estilo que define como «ritmo, sabor y potencia», comentó.

«Pachecolandia», con una carátula de un dibujo de una montaña rusa sobre el nombre del disco, que cuenta con conocidos músicos, fue publicado en diversas plataformas y la edición en vinilo programada para 2023 a través del sello Rasar, de Viera. EFE

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias