Rosa Cañete: trabajo doméstico es importante generador de empleo, es necesario igualar sus derechos laborales con los del resto de los trabajadores 

 “El 20% de las trabajadoras domésticas está en situación de pobreza monetaria”, informó Cañete Alonso, entrevistada en el programa Uno+Uno.

Santo Domingo, 21 junio – . La directora de Análisis de Pobreza, Desigualdad y Cultura Democrática del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, Rosa Cañete Alonso, consideró que mejorar las condiciones de vida del sector del trabajo doméstico constituye un elemento fundamental para reducir la pobreza, la desigualdad de género y garantizar igualdad.

“Desde el Ministerio de Economía hemos estudiado esta rama de actividad del trabajo doméstico, que es un sector importantísimo para la economía en el país y para el empleo”, puntualizó Cañete Alonso, entrevistada por el periodista Adalberto Grullón, y la periodista Millizen Uribe, en el programa Uno+Uno, que se transmite por Teleantillas, canal 2 a partir de las 7:00 de la mañana.

La economista precisó que el trabajo doméstico es el tercer empleador de mujeres en el país como rama de actividad, genera 245 mil empleos al año, más del doble que zonas francas.

“El trabajo doméstico hay que valorarlo, hay que regularlo y hay que garantizarle iguales derechos que al resto de trabajadores”, afirmó.

Dijo que el trabajo doméstico es la rama de actividad donde mayor porcentaje de ocupadas en el país está en situación de pobreza monetaria. “El 20% de las trabajadoras domésticas está en situación de pobreza monetaria”, informó Cañete.

Destacó que casi la mitad de las trabajadoras domésticas en el país está en el programa Supérate, lo que significa que están en situación de pobreza, por lo que mejorar las condiciones de vida de este sector es esencial para reducir la desigualdad de género y para garantizar igualdad.

Indicó que en la actualidad las trabajadoras domésticas cobran en promedio RD$8,415 al mes, un 57% menos que los ingresos laborales promedio de las personas ocupadas.

Cañete Alonso sostuvo que lamentablemente el trabajo doméstico ha sido muy desvalorizado en el país y está desregulado, a pesar de su importancia en la generación de empleos y que además, permite que gran parte del resto del resto de la fuerza de trabajo pueda salir a trabajar, sobre todo, las mujeres por el encasillamiento en los roles del cuidado.

“Es un sector muy importante que el Ministerio de Trabajo está empujando regular y garantizar igualar los derechos de estas trabajadoras al resto de trabajadores”, enfatizó Cañete Alonso.

Sostuvo que el documento “Trabajo Doméstico en República Dominicana” elaborado por Rosa Cañete Alonso y Ángel Serafín Cuello P. del Ministerio de Economía muestra que es uno de los sectores en peores condiciones laborales, por ejemplo, el que menos cobra por hora de todas las ramas de actividad, RD$57 por hora.

“Realmente las condiciones laborales de este sector son ínfimas”, expresó Cañete, al destacar que según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) “somos de los países más atrasados en toda América Latina en la garantía de sus derechos”.

Indicó que el país es el único de América Latina que no contempla una licencia de maternidad para las trabajadoras del sector doméstico con disfrute de salario como las otras ramas de actividad económica. Indicó que tampoco existe límite en la jornada laboral de horas al día como lo tienen otros sectores como por ejemplo el agrícola.

“Se trata simplemente de igualar los derechos”, afirmó la directora de Análisis de Pobreza, Desigualdad y Cultura Democrática del Ministerio de Economía, al puntualizar que el país es de los pocos en la región donde aún no lo ha hecho. Según la OIT, solo República Dominicana y Honduras, no se han establecido un salario mínimo. Expresó que en República Dominicana ya se han establecido salarios mínimos para muchos sectores como los jornaleros agrícolas, el turismo y la construcción y que el trabajo doméstico es un trabajo que también debe contar con derechos laborales.

Recordó que los países de la región como Honduras, Costa Rica, México, Guatemala, Ecuador, Chile, Argentina han regulado los derechos de este sector sin haya tenido impactos negativos en el empleo generado ni en los hogares contratantes.

“Es importantísimo lo que está empujando el Ministerio de Trabajo: salario mínimo, regulación y cobertura en seguridad social para las trabajadoras domésticas”, enfatizó.

Avances en el piloto Comunidades de Cuidado

Cañete Alonso adelantó que dentro de los resultados en la puesta en marcha de la estrategia piloto Comunidades de Cuidado comenzaron las capacitaciones de cuidadoras, a través del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) en Santo Domingo Este, uno de los municipios priorizados para esta iniciativa.

La economista puntualizó que se ha iniciado la formación de más de 200 personas para ser cuidadoras.

También fue conformada la Mesa Intersectorial de Cuidados con la articulación de 10 instituciones que trabajan de manera coordinada.

SIUBEN ha iniciado el levantamiento de la situación de los hogares y sus necesidades relacionadas con el cuidado para poder evaluar qué familias son prioritarias para la provisión de servicios de cuidado.

Asimismo, dijo que este miércoles 22 de junio comienza el proceso de diseño del Plan Local de Cuidados en Azua de Compostela.

Indicó que desde el programa Supérate se ha empezado el proceso para la creación de las cooperativas, en las se organizarán las personas certificadas y formadas en cuidado para comenzar a proveer servicios domiciliarios a las familias más vulnerables.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias