Rusia bombardea con fuerza Severodonetsk y libra ya la batalla por Sloviansk

Moscú/Kiev, 9 jun (EFE).- Las tropas rusas controlan la mayoría de la ciudad de Severodonetsk, donde recurren a la táctica de tierra quemada con artillería, morteros y lanzaderas múltiples de misiles para acabar con la resistencia ucraniana, mientras libran en paralelo la batalla por Sloviansk, siguiente objetivo de Rusia.

«Los ocupantes efectuaron hoy operaciones de asalto en la ciudad, no tuvieron éxito. Las hostilidades continúan», recalcó el Estado Mayor General de Ucrania.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, afirmó que Severodonetsk sigue siendo el epicentro de la guerra en el Donbás, en el este del país, y las tropas «defienden sus posiciones».

«Ésta es una batalla muy feroz, muy dura. Quizás una de las más difíciles de esta guerra», recalcó el mandatario, al tiempo que sostuvo que, «en muchos sentidos, es allí donde se decide ahora el destino de nuestro Donbás».

SITUACIÓN CAMBIANTE

La situación en Severodonetsk, junto a la vecina Lisichansk, el último bastión grande bajo control ucraniano en la región de Lugansk, es cambiante y poco clara.

Si la víspera el gobernador de la provincia, Serhiy Gaidai, afirmó que las tropas de Kiev «solo controlan los suburbios de la ciudad», posteriormente indicó que también «es nuestra la zona industrial» y que las «batallas callejeras» continúan en este centro regional.

Lo que han admitido las autoridades locales es que las tropas rusas controlan la mayor parte de la urbe, donde, según el alcalde, Oleksandr Stryuk, ha quedado arrasado un tercio de los barrios y donde aún quedan unos 10.000 habitantes en una situación humanitaria «casi crítica» y sin posibilidades de ser evacuados.

«El silencio en Severodonetsk solo dura lo que tardan en recargar las armas», señaló Gaidai, quien denunció que los rusos «recurren a tácticas primitivas: fuego de artillería pesada para luego intentar abrirse paso», lo que se conoce como práctica de tierra quemada.

El Estado Mayor General de Ucrania confirmó que Rusia dispara contra las tropas «con morteros, artillería y misiles a través de lanzaderas múltiples».

ATAQUE CONTRA LA PLANTA QUÍMICA

Según el gobernador, el enemigo ataca fuertemente la zona industrial, donde anoche castigó la planta química Azot, donde se refugian unas 800 personas, según dijo la semana pasada.

Al menos dos alas en diferentes extremos de la fábrica resultaron dañados, uno de ellos dedicado a la producción de amoniaco.

Gaidai explicó hoy que no se liberaron productos químicos al medio ambiente, pues todos los fertilizantes y las soluciones químicas fueron retiradas del territorio de Azot el segundo día de la guerra, según el propietario.

El refugio antibombas «sobrevivió» y no hay víctimas.

«Si conseguimos rápidamente armas occidentales de largo alcance, comenzará un duelo de artillería y Rusia perderá ante Occidente y nuestros defensores podrán limpiar Severodonetsk en dos o tres días» de la presencia de tropas rusas, enfatizó.

Ucrania está a la espera de que lleguen al Donbás las lanzadoras M270 del Reino Unido, que pueden disparar misiles guiados con precisión hasta 80 kilómetros, y los HIMARS de EEUU, con un alcance similar.

El ministro ucraniano de Defensa, Oleksiy Réznikov, afirmó hoy que los AHS Krab polacos, un obús autopropulsado de 155 milímetros con un alcance de unos 40 kilómetros, así como armas recibidas de otros socios, están listos para ser utilizados en el frente.

Al oeste de Severodonetsk, la vecina Lisichansk aún está «bajo control total» de Ucrania, si bien Rusia «bombardea de forma caótica la ciudad», que está en una mejor posición estratégica al encontrase a una mayor altura, según Gaidai.

El gobernador aseguró que no hay amenaza de que las tropas rusas envuelvan a las ucranianas en la región, entre otras cosas porque no controlan aún la carretera entre Lisichansk y Bajmut, la cual bombardean sin embargo constantemente.

COMIENZA LA BATALLA POR SLOVIANSK

Desde Severodonetsk y Lisichansk las tropas rusas pretenden cruzar a la región de Donetsk, donde continúan en paralelo sus actividades bélicas alrededor de Sviatohirsk, ocupada recientemente, y al oeste de Limán.

El objetivo de Rusia sería, según el estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, en inglés), conectar estas operaciones con las que lleva a cabo al sureste de Izium y avanzar hacia Sloviansk.

Las fuerzas prorrusas de la autoproclamada república popular de Donetsk afirmaron hoy de hecho que ya están inmersas en la batalla por Sloviansk, que es, junto a Kramatorsk, el principal objetivo del Ejército ruso en el Donbás.

«Se lleva a cabo la batalla por Sloviansk», afirmó el mando militar prorruso en su canal de Telegram.

El pasado domingo, los separatistas afirmaron que se encontraban a unos 16 kilómetros de Sloviansk, urbe clave para tomar el bastión militar ucraniano de Kramatorsk, en cuyas cercanías los rusos lanzaron hoy un ataque con misiles.

RECUPERACIÓN DE TERRITORIOS EN EL SUR

A la vez, en el sur, las Fuerzas Armadas de Rusia intensifican sus operaciones a lo largo de las fronteras de las regiones de Jersón -ocupada en su mayoría por las tropas rusas- y Mykolaiv.

«Las fuerzas rusas están intentando, según el Estado Mayor General, frenar los esfuerzos ucranianos para reagrupar y fortalecer las unidades en la región de Jersón y evitar más contraataques ucranianos», señaló el ISW.

El mando militar ucraniano señaló hoy que, «como resultado de los exitosos contraataques ucranianos en la dirección de Jersón, los ocupantes perdieron parte de los territorios temporalmente ocupados», sin revelar más detalles.

Además, el Ejército ruso concentra su fuego de artillería y ataques terrestres en el noreste de la región de Zaporiyia, controlada en alrededor de un 80 % por las fuerzas rusas, cerca de la frontera con la provincia de Donetsk.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias