Turquía pide que Rusia pueda también exportar su cereal y que éste vaya a los países pobres

Estambul, 3 nov (EFE).- El Gobierno turco pidió hoy que se permita también a Rusia exportar sus cereales y sus fertlizantes, tal y como está haciendo Ucrania, y reclamó que esos productos vayan a los países más pobres.

«Rusia quiere que se cumplan las promesas sobre sus propios productos. Todo el mundo necesita el cereal y el abono de Rusia. Si no se exporta, la producción de cereal de África bajará un 20 por ciento», aseguró el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu.

Çavusoglu, que compareció ante los medios en Estambul junto al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró que eso no supone ponerse del lado de Rusia, sino cumplir el acuerdo cerrado el pasado julio para facilitar la salida a los mercados de grano desde Rusia y Ucrania, y que Moscú asegura no se está cumpliendo del todo.

El ministro también indicó que ese pacto se ha podido retomar, tras la breve salida de Rusia el fin de semana, gracias a la intervención del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Çavusoglu pidió que ese grano vaya a los países que más lo necesitan, como los africanos, y dijo que cualquier interrupción del suministro supone «una rebanada de pan menos en la mesa de millones de personas que ya luchan contra el hambre».

Stoltenberg expresó su gratitud a Turquía por los esfuerzos diplomáticos que consiguieron ayer reactivar el acuerdo, suspendido el sábado pasado por Moscú en protesta por un ataque con drones a su flota militar en Crimea, un territorio ucraniano anexionado por Rusia.

«Cientos de millones de personas dependen totalmente de estos cereales y alimentos que exporta Ucrania. Si no se exportan, los precios subirán y millones sufrirán», dijo el diplomático en una rueda de prensa junto al ministro de Defensa turco, Mevlüt Çavusoglu.

«El pacto de cereales es extremamente importante para los precios de los alimentos y para alimentar a cientos de millones de personas en el mundo. Es también importante que se renueve y prorrogue», dijo Stoltenberg sobre el acuerdo, que expira el 19 de este mes.

Pero insistió en que «la subida de precios observada en los mercados mundiales de alimentos no ha sido causada por las sanciones (contra Rusia), sino por la propia guerra».

La mejor manera de poner fin a este encarecimiento es presionar a Moscú para que ponga fin al conflicto, aseveró el secretario general de la Alianza Atlántica.

«El acuerdo de cereales ayuda a reducir los efectos (de la carestía), pero la solución duradera es terminar la guerra, y esa es la responsabilidad de Rusia», reiteró.

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias