Un misterio llamado carisma

Heddel Cordero

Amén de la calidad de su música, de las cuestionadas letras de sus composiciones, de sus pobres  condiciones vocales, en ese mundo de la música urbana de tanta pobreza artística, también se da el fenómeno de que haciendo lo mismo y en el mismo mercado, unos triunfan y otros pasan sin pena ni gloria.

El misterio tiene un nombre: el ángel, una condición misteriosa impregnada en la música y el canto de algunos artistas que va más allá de sus condiciones cualitativas.

Conozco una espectacular artista criolla que posee todas las condiciones para ser exitosa en cualquier país de habla hispana, poseedora de una voz excepcional, egresada de Berklee College, afinada, de buen gusto musical y aun con respaldo económico, se le ha dificultado poder calar en el gusto de la gente y ser popular.

Posiblemente en este caso también se ha dado el mismo fenómeno : esa artista no tiene el carisma, la gracia para sintonizar gustosamente con el público. Sin embargo, otros, con un mínimo de condiciones, sin escuela, desafinados, sin una gota de talento, logran triunfar y ponen al público a su merced con solo abrir la boca y dar una nota desafinada.

El encanto de unos dejan al público impávido, mientras las mediocridades de otros les lleva a la cima de la popularidad.

Realmente da brega comprender este misterio llamado carisma que Dios pone en algunos para dotarlos de un encanto que no tiene lógica.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias