Una hepatitis misteriosa en los niños: Lo que sabemos en este momento

Mayo 2022

Para mediados de mayo se han reportado a nivel mundial 450 casos de una hepatitis misteriosa en los niños, de los cuales 17 han requerido un trasplante de hígado y 11 han fallecido. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se cree que la causa podría ser un adenovirus, pero la investigación continúa. Entérate de lo que sabemos en este momento y de qué debes estar alerta.

La edad de los afectados ha variado entre un mes y 16 años (la mayoría son menores de 5 años). Hepatitis significa inflamación del hígado y se acompaña de elevación en las pruebas de funcionamiento de este órgano. Los síntomas y signos de esta condición que se presenta de forma aguda pueden incluir: dolor abdominal, diarrea, vómito, asociados con elevación de las pruebas de funcionamiento del hígado y una coloración amarillenta de la piel (que se conoce como ictericia). La mayoría no tuvo fiebre.

Los primeros casos se identificaron en octubre del 2021 en un hospital en Alabama, en Estados Unidos. Se diagnosticaron con enfermedad del hígado significante, algunos con insuficiencia o falla hepática. Todos tuvieron pruebas negativas para la hepatitis A, B y C, pero la prueba del adenovirus fue positiva. Venían de diferentes partes del estado, estaban previamente sanos. Ninguno tenía evidencia de infección por COVID-19 durante o antes de su hospitalización. En total fueron 9 casos.

Aunque la hepatitis frecuentemente es una infección del hígado causada por un virus, algunas drogas y algunas sustancias químicas pueden causarla también.

Los virus comunes que causan las hepatitis virales en los niños (que son los virus A, B, C, D y E) no se han detectado en ninguno de estos casos. Por el otro lado, el adenovirus se ha detectado en el 70% de los casos. En algunos de los casos en que se hizo la prueba, el virus del COVID-19 (el SARS-CoV-2) estaba presente y en 19 casos se detectó la infección del adenovirus y del COVID-19 simultáneamente. En base a esto, Philippa Easterbrook, una científica de la OMS, dijo en una rueda de prensa, que la hipótesis principal es que la causa de esta hepatitis involucra al adenovirus, pero que existen consideraciones importantes como la posibilidad de que los dos años de la pandemia con el distanciamiento social y el uso de mascarillas hayan dejado al sistema inmunológico de los niños sin experiencia para combatir una infección como esta. Otra teoría es que una infección por COVID en ese momento o previamente, amplifique la enfermedad inducida por el adenovirus.

De acuerdo con la OMS, existen más de 50 tipos diferentes de adenovirus inmunológicamente diferentes que pueden causar infecciones en los humanos. El adenovirus tipo 41 que se ha asociado con este tipo de hepatitis típicamente se presenta con diarrea, vómito, fiebre y síntomas respiratorios. Y, aunque han habido casos de hepatitis causados por el adenovirus 41 en niños inmunocomprometidos, no se han visto en niños sanos.

La relación entre el adenovirus y la vacuna contra el COVID-19 se ha descartado ya que la mayoría de los niños afectados no habían recibido la vacuna. Se siguen investigando otras hipótesis.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dicen que en este momento se desconoce la causa de la enfermedad. Que, aunque el adenovirus se ha detectado en algunos niños, no sabemos si es la causa de la enfermedad. Que se están investigando qué papel juegan otros factores en esta enfermedad, como la exposición a toxinas u otras infecciones que puedan tener los niños.

En cuanto a recomendaciones, la OMS aconseja seguir las medidas de prevención de otras infecciones comunes, como son el lavado de mano regular y la higiene respiratoria.

Lo que recomiendan los CDC a los padres es que si tienen cualquier duda, que llamen a su médico. Además:

Que estén alerta a los síntomas de inflamación del hígado que pueden incluir:

 fiebre

cansancio

pérdida del apetito

náusea

vómito

dolor abdominal

orina oscura

heces (materia fecal) claras 

dolor en las articulaciones (coyunturas)

coloración amarillenta de la piel (ictericia).

Que mantengan a sus hijos al día en sus inmunizaciones (en sus vacunas).

Que ayuden a sus hijos con las actividades diarias que ayudan a prevenir enfermedades:

lavarse las manos con frecuencia

evitar a las personas enfermas

cubrir su boca y/o nariz cuando tosen y/o estornudan

enseñándoles a evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Obviamente, los especialistas (médicos, epidemiólogos, científicos, especialistas en salud pública, etc.) están monitoreando la situación y continúan investigando para identificar la causa de la enfermedad y para determinar cómo tratarla, y cómo prevenirla. Como siempre, aquí en VidaySalud.com te mantendremos informado.

Publicado originalmente en la revista médica Vida & Salud

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias