Verstappen se recupera y saldrá primero en la prueba sprint de Austria

Madrid, 8 jul- El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder del Mundial de Fórmula Uno, saldrá primero este sábado en la prueba sprint que decidirá la calificación para el Gran Premio de Austria, el undécimo del campeonato, que se disputa en el Red Bull Ring de Spielberg; donde los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Alpine) lo harán desde la tercera y la octava plaza, respectivamente; y el mexicano Sergio Pérez (Red Bull), desde la decimotercera.

Verstappen, de 24 años, se recuperó del ‘contratiempo’ sufrido el pasado domingo en el Gran Premio de Gran Bretaña -donde acabó séptimo- al marcar el mejor tiempo de la cronometrada que ordenó la parrilla de la prueba reducida de este sábado, prevista a poco más de un tercio del recorrido de la carrera ‘de verdad’ del domingo; es decir: 24 vueltas y 103,5 kilómetros. El ´nuevo ídolo deportivo de los Países Bajos cubrió los 4.318 metros de la pista austriaca en un minuto, cuatro segundos y 984 milésimas, 29 menos que el monegasco Charles Leclerc y con 82 sobre el otro Ferrari, el de Sainz, que viene de ganar el pasado domingo en Silverstone (Inglaterra) y arrancará tercero .

‘Checo’, segundo en el Mundial, a 34 puntos de los 181 con los que lidera su colega neerlandés, se quedó a 420 milésimas de éste y acabó cuarto este sábado; pero le fue anulada una vuelta de la Q2 cuando ya estaba disputando la tercera y decisiva ronda; y finalmente saldrá decimotercero; por lo que todos los que se habían clasificado entre la quinta y la decimotercera plaza acabaron avanzando una posición.

Alonso -al igual que todos los anteriores, con neumático blando-, que invirtió un segundo y 119 milésimas más que ‘Mad Max’ e inicialmente había acabado noveno, lo hará desde la octava ‘plaza de la parrilla. En el segundo de los tres Grandes Premios del año -después del de la Emilia-Romagna y antes del de Brasil- cuya calificación se disputa con formato de carrera sprint.

Un formato en el que para las estadísticas cuenta el resultado de la cronometrada del viernes, por lo que Verstappen sumó, en el circuito propiedad de su escudería, su decimoséptima ‘pole’ en la F1: la tercera de la temporada.

La joven estrella neerlandesa entró líder sólido del Mundial en Austria, a pesar de haber firmado la peor carrera de la temporada -al margen de sus dos abandonos- el pasado domingo en Silverstone; donde no pasó, después de sufrir todo tipo de problemas, del séptimo puesto.

‘Mad Max’, que el año pasado no sólo ganó las dos carreras disputadas en Spielberg -el Gran Premio de Estiria, región en la que se encuentra Spielberg, se disputó una semana antes que el habitual GP de Austria-, sino que lo hizo en ambas ocasiones saliendo desde la ‘pole’ y liderando de principio a fin, ya había advertido en la sesión matinal. Al marcar el mejor tiempo en el primer entrenamiento. Interrumpido dos veces con bandera roja: una, para sacar de pista el McLaren del inglés Lando Norris -que se quejaba de que salía humo por debajo de su asiento-; y otra -de apenas dos minutos- para retirar del asfalto unos desperfectos.

En el primer ensayo -este sábado habrá otro, horas antes de la carrera corta- Verstappen, seis veces triunfal en lo que va de año, ya había mejorado en 255 milésimas a Leclerc y en cuatro décimas exactas al inglés George Russell (Mercedes). En un entrenamiento en el que su compañero mexicano marcó el cuarto tiempo; Sainz, el séptimo; y el doble campeón mundial asturiano el octavo.

El alemán Sebastian Vettel (Aston Martin), cuádruple campeón del mundo, y el australiano Daniel Ricciardo (McLaren) quedaron eliminados en la primera ronda; en la que Leclerc marcó el mejor tiempo, con dos décimas de ventaja sobre Sainz y cuatro respecto a Verstappen, segundo y tercero, respectivamente, en la Q1; en la que Alonso marcó el cuarto parcial -a casi seis décimas- y ‘Checo’ el sexto -a siete del monegasco-.

En uno de los circuitos con la vuelta más rápida del calendario, no pocos vieron anulado el crono en algunas de sus vueltas, al rebasar los límites de una pista en la que todos apretaron al máximo y en la que, sin llegar a hacer calor (no se rebasaron los 19 grados centígrados), no dejó de lucir el sol.

El finlandés Valtteri Bottas -que en cualquier caso arrancará desde el fondo de la parrilla el domingo, al haber cambiado la unidad de potencia de su Alfa Romeo- y el francés Pierre Gasly (Alpha Tauri) cayeron en la Q2, en la que también quedó fuera el otro McLaren, el de Norris. Leclerc (Ferrari) volvió a marcar, de nuevo con el neumático blando, el mejor tiempo de la ronda, con 87 milésimas menos que Verstappen; y con 188 de ventaja sobre el séptuple campeón del mundo inglés Lewis Hamilton (Mercedes).

Hamilton fue el primer protagonista desgraciado de la Q3, al provocar bandera roja tras accidentarse en la séptima de las diez curvas del bello circuito austriaco, al perder la parte trasera de su coche, a falta de cinco minutos y 29 segundos para la resolución. Pero, a falta de 2:31, le emuló su compañero y compatriota Russell, que también perdió el control de su monoplaza, en la décima. En una jornada que no acabó bien para Mercedes -ganadora de los pasados ocho Mundiales de constructores-, que, no obstante, parece estar recuperando ritmo.

Russell arrancará cuarto, justo delante del francés Esteban Ocon, compañero de Alonso, que afrontará el sprint desde la cuarta hilera, al lado del alemán Mick Schumacher (Haas), el hijo del ‘Kaiser’.

El espectacular y cada vez más excéntrico campeón de Stevenage, décimo con la otra ‘flecha de plata´, arrancará finlamente noveno, desde la quinta fila y al lado de Gasly, que tras la ‘reubicación’ de ‘Checo’ también avanzó un puesto. Leclerc y Sainz apretaron todo lo que pudieron y se quedaron a menos de una décima, pero Verstappen -ganador del de Imola (Italia)- buscará su segunda victoria del año en el formato sprint.

Los Haas confirmaron su trayectoria ascendente y justo por delante de Mick, su compañero el danés Kevin Magnussen arrancará sexto este sábado: al lado de Ocon. En una prueba reducida que, aparte de ordenar la parrilla de salida del domingo, repartirá puntos entre los ocho primeros. El que gane, sumará ocho; el segundo, siete; y así sucesivamente hasta el octavo, que se apuntará una unidad.

Adrian R. Huber

EFE

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias