Al menos 130 migrantes entran en Melilla tras saltar frontera con Marruecos

Melilla (España), 24 jun (EFE).- Casi 2.000 migrantes intentaron saltar este viernes la valla fronteriza que separa Marruecos de la ciudad española de Melilla, en el norte de África, y al menos 130 de ellos lo consiguieron, según informó la Delegación del Gobierno español.

Los agentes de la Guarda Civil que vigilan la frontera detectaron a primera hora de la mañana a ese grupo de personas que desde territorio marroquí se aproximaban a la valla fronteriza, por lo que se activó la alarma.

Pese al amplio dispositivo de las fuerzas marroquíes, que trabajaron en coordinación con las españolas, un grupo de más de 500 personas, jóvenes subsaharianos, llegaron al puesto fronterizo, rompieron la puerta de acceso y comenzaron a entrar en la ciudad española.

Era un grupo numeroso, «perfectamente organizado y violento», según la Delegación, que rompió la puerta de acceso al control fronterizo y accedió a Melilla, y 130 lograron llegar al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes CETI), todos varones y aparentemente mayores de edad.

Algunas de estas personas resultaron heridas y varias ambulancias se trasladaron tanto a la zona de la valla como al CETI, según pudo comprobar EFE.

Las autoridades españolas destacaron el amplio dispositivo de las fuerzas marroquíes, «que han colaborado activamente y de forma coordinada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado».

En los últimos días, en las inmediaciones de la frontera por el lado marroquí se habían producido enfrentamientos entre agentes marroquíes y unos 500 migrantes que se congregaban como primer paso para cruzar a España. Solo ayer, 116 de esos agentes resultaron heridos.

Este es el primer salto a la valla fronteriza de Melilla que se produce tras la nueva etapa en las relaciones diplomáticas entre España y Marruecos, que se inauguró el pasado mes de abril, tras casi un año de tensiones diplomáticas, desencadenadas por la llegada a España del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, y la posterior entrada masiva de migrantes desde Marruecos a las ciudades españolas de Ceuta y Melilla.

Precisamente, el último gran salto a la valla fronteriza de Melilla se produjo los días 2 y 3 de marzo de este año, cuando entraron en España casi mil personas.

Tanto en esta ciudad como en Ceuta, también fronteriza con Marruecos, se concentran miles de personas procedentes de la región subsahariana que intentan llegar Europa, y en ocasiones se reúnen en grandes grupos para intentar saltar las vallas fronterizas y acceder a suelo español, como primer paso para luego llegar al continente europeo.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias