Al menos tres empresas de autobuses suspenden viajes Haití por secuestros e inseguridad

Santo Domingo, 13 mayo – Las empresas de transporte dominicanas que cubren la ruta hacia y desde Haití decidieron suspender el servicio ante la seguridad que representan los secuestros perpetrados por bandas armadas que operan en el territorio del vecino país.

En intervalo de una semana al menos dos autobuses de transporte de pasajeros han sido secuestrados por elementos armados de la banda 400 Mawozo que operan en la comuna Croix-des-Buquets.

La información sobre la suspensión de operaciones fue confirmada por el empresario canadiense Hugo Jean Francoise, director general de la compañía de autobuses Capital Coach Line, quien expresó que a ese reclamo se unen las empresas Caribe Tours y Metro Autobuses.

Precisamente ayer en la mañana, varios pandilleros secuestraron temporalmente un autobús con 14 pasajeros, propiedad de Capital Coach Line, que se dirigía a Santo Domingo por la ruta Elías Piña.

La acción fue enfrentada rápidamente por la Policía Nacional Haitiana, que evitó que se materializara el intento de secuestro en la comuna Croix-des-Buquets.

Sin embargo, aún se desconoce el destino de 17 personas que fueron secuestradas el pasado domingo en una unidad de Metro Autobuses, cuando se desplazaban en territorio haitiano. En el grupo hay ocho cooperantes turcos, ocho haitianos, y el chofer, que es dominicano.

Consecuencias de la violencia en Haití

En ese contexto, Francoise expresó que la inseguridad que se registra en Haití afecta moral y económicamente a los ciudadanos e inversionistas.

“El sector de transporte se encuentra frente a un serio problema de seguridad. Ya con el secuestro de un bus de la compañía Metro, la semana pasada, pone el sector nervioso; tanto como los clientes, los tripulantes y los inversionistas”, refirió.

“Los secuestros de autobuses internacionales es un fenómeno nuevo en Haití y, aunque han habido otros problemas, cuando piensas haberlo visto todo, aparece ese fenómeno de los secuestros”, resalta.

Al hacer ese señalamiento, dijo que que las empresas de transporte de pasajeros tienen en sus unidades dispositivos de seguridad como GPS y cámaras que les permiten dar total seguimiento a los trayectos.

“Pero, a pesar de eso, no estamos asegurados en nada”, refirió, al destacar que la Policía Haitiana no está en capacidad de ofrecer la seguridad que las circunstancias actuales ameritan.

“Hay soluciones que se pueden aportar hasta que se normalice la situacion. El deseo nuestro no es que solo tengamos seguridad en los viajes, sino, también, que el país esté seguro, porque ya hace un buen tiempo que la inseguridad nos afecta de manera indirecta”, afirmó el empresario.

Las zonas más peligrosas

Desde el asesinato del presidente Jovenel Moises, el 7 de julio del año pasado, la inestabilidad política se convirtió en el caldo de cultivo para que las bandas delictivas operen casi libremente en Haití.

Los secuestros, robos y asesinatos se han incrementado y se realizan a plena luz del día, lo que ha provocado que abandonen sus casas los residentes en sectores donde esas bandas tienen control, sobre todo, la 400 Mawazo.

En ese sentido, Fracoise refirió que la zona más peligrosa es Croix-des-Bouquets, precisamente donde fue secuestrado un autobús el pasado domingo, y se intentó secuestrar otro ayer.

“Hay viajes en diferentes zonas de la frontera como Jimaní, Elías Piña y Dajabón. En el caso que nos concierne, los de hacia Puerto Príncipe, presentan más peligro”, subrayó.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias