Dar HR en Anaheim, especial para Vlad Jr.

ANAHEIM – Vladimir Guerrero Jr. tiene apenas 23 años, así que en algún sentido, es un “niño” todavía. Pero su jonrón del jueves por los Azulejos contra los Angelinos provocó muchos recuerdos para el toletero dominicano, ya que el Angel Stadium es un estadio bien conocido para él de cuando acompañaba a su papá cuando éste brillaba con el uniforme del equipo de Anaheim.

Ahora, Guerrero hijo está en su tercera visita al Angel Stadium como jugador de Grandes Ligas.

“Recuerdo que corría ahí afuera, también estar en el clubhouse y en la jaula (de bateo)”, dijo Guerrero. “No podía atrapar elevados porque en ese tiempo, había una regla de que tenías que tener 15 años para hacer eso. Pero básicamente, estaba con mi papá todo el tiempo”.

Claro que Guerrero tenía bonitos recuerdos del Angel Stadium, pero la ex casa de su papá, miembro del Salón de la Fama ahora, no lo había tratado tan bien en su propia época como bateador de los Azulejos.

En 21 turnos antes del jueves, había dado apenas dos sencillos. Y el jueves, falló en sus primeros dos turnos. Pero en la sexta entrada, el joven le dio a una curva de 76 millas por hora de Shohei Ohtani para dar un batazo que chocó con el poste de foul en el jardín izquierdo.

“Creo que significa algo para cualquiera que se enfrente a Ohtani, porque es uno de los mejores jugadores del béisbol”, dijo el manager de los Azulejos, el puertorriqueño Charlie Montoyo. “Cuando haces algo así, es divertido y tiene que significar algo”.

Ahora, Vladimir Guerrero padre y Vladimir Guerrero hijo se han combinado para 90 cuadrangulares en el Angel Stadium—y algo para hablar la próxima vez que conversen. Ahora bien, Vladimir Jr. afirma que esas pláticas son más sobre la vida que sobre el béisbol.

“Eso de hablar de bateo es más con mi tío”, reveló Guerrero. “Pero sí, mi papá y yo hablamos de cosas personales con la familia”.

Tras altibajos en los primeros dos meses de la campaña, Guerrero empieza a lucir mejor. Tras un trecho en que bateó de 14-0 la semana pasada, el quisqueyano bateó de 4-2 con un bambinazo en San Luis el martes. Eso le puso fin a un período de 15 partidos sin conectar jonrones. Con su vuelacercas del jueves, tiene cuadrangulares en encuentros consecutivos por primera vez este año.

En particular, Guerrero luce tener un mejor dominio de la zona de strike últimamente.

“Creo que lo van a ver desacelerarse”, dijo el jardinero de los Azulejos, George Springer, acerca de Guerrero. “Hay muchos turnos en que sé que él cree que los ‘regaló’. Pero eso es parte del juego, aprender cómo te atacan (los lanzadores). Es un bateador tan talentoso e inteligente. No me preocupo por él, para nada”.

El jueves, el jonrón de Guerrero significó algo más.

En el Juego de Estrellas del año pasado, Guerrero quiso tomarse una foto con Ohtani, su compañero de equipo en la Liga Americana.

“Es grande ahora (la foto), en una de las paredes de mi casa”, afirmó Guerrero.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias