El alcalde de Leópolis ante el papa: cada día llegan 500 heridos a la ciudad (Video)

Ciudad del Vaticano, 7 dic (EFE).- El alcalde de la ciudad ucraniana de Leópolis, Andriy Sadovy, presentó hoy al papa Francisco el proyecto «Unbroken» para la creación de un centro de rehabilitación destinado a los ucranianos que han perdido sus extremidades durante la guerra y pidió ayuda ante la situación en la ciudad donde llegan cerca 500 heridos al día, 200 de ellos niños.

Sadovy, acompañado de su esposa y de responsables del proyecto «Unbroken», entregó al papa durante la audiencia general en el aula Pablo VI una cruz en la que habían insertado un trozo de metralla que extrajeron del cuerpo de un niño herido en un bombardeo ruso.

«Aunque creo más en los hechos que a las palabras, sé que el papa está con nosotros y nos ayudará y estará siempre presente. El papa, viendo esta cruz, recordará a todos los niños heridos en Ucrania», afirmó el alcalde a los medios a su salida de la audiencia.

Desde la plaza de San Pedro, el alcalde pidió donaciones para este proyecto ante la situación en la ciudad donde, destacó, «cada día llegan 500 heridos, de los que 200 son niños» de todas las partes del país, pero que además recibe los enfermos más graves, como los pacientes oncológicos, de otras zonas de Ucrania con graves dificultades.

«Acogemos a todos los heridos que llegan», aseguró Sadovy, que explicó que se les encuentra siempre un hueco y que se están construyendo nuevos centros para poder dar asistencia a todos a pesar de la situación en la ciudad, la más cercana a la frontera con Polonia, pero que también sufre los efectos de la guerra.

«La situación es que continúa con la vida durante la guerra. Cada día suenan las sirenas, los ciudadanos tienen que bajar a los búnkeres y cada mes hay ataques. El último ataque destruyó la central eléctrica que daba energía a la ciudad y por eso estamos comprando generadores, porque la electricidad no es estable», explicó.

A pesar de ello, subrayó, «la ciudad continua viviendo, todo funciona y los niños van al colegio».

Ante las palabras del papa Francisco sobre la guerra a veces criticadas por las autoridades ucranianas, Sadovy afirmó que en Europa existe «la influencia de la propaganda rusa» y que por ello mantiene encuentros directos como los de hoy con el pontífice, para «que sientan la verdad de lo que está sucediendo».

«Es difícil imaginar la violencia con la que Rusia mata a nuestras mujeres y niños», afirmó el alcalde de Leópolis, antes de agregar: «Hoy combatimos para ser libres no sólo nosotros ni todos los europeos, nuestro ejercito no son 400.000, sino 40 millones de ucranianos, y no nos van a vencer».

El Centro Nacional de Rehabilitación “Unbroken” que hoy presentaron al papa será el primer centro en Ucrania donde 50.000 ucranianos podrán recibir rehabilitación física, psicológica y social cada año. EFE

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias