El puerto de Cabo Rojo

Juan Guiliani Cury

 El puerto de Ca­bo Rojo queda a una distancia de aproximada­mente 301 ki­lómetros al suroeste de la ciudad de Santo Domingo. Esto es para dar una idea por donde andamos. Ubi­cado en la provincia de Pe­dernales, este puerto fue utilizado y construido en su primera fase de desarrollo por la compañía de capital norteamericano Alcoa Ex­ploration Company, que ex­plotaba las minas de bauxita en dicho entorno. La Alcoa sirvió también de albergue al aeropuerto del mismo nombre, y era utilizado ma­yormente para el transpor­te de ejecutivos y emplea­dos de la compañía minera. También, sirvió de base pa­ra vuelos internos de la anti­gua Compañía Dominicana de Aviación (CDA) y otras aerolíneas pequeñas loca­les en años posteriores. El pasado jueves 26 de mayo, el presidente Luis R. Abi­nader, dio el primer picazo para la construcción de un nuevo puerto para atraer cruceros a la paradisiaca zo­na suroestana, donde tam­bién, se encuentra Bahía de las Águilas, considerada un santuario de agua cristali­na y arena blanca, de color turquesa, con una extensión de 8 kilómetros de playa. El entorno es parte del Parque Nacional Jaragua. El cos­to del puerto que se llama­ría Port Cabo Rojo un tiene un estimado de $97.3 millo­nes de dólares, y el paraes­tatal Banreservas, provee­ría un financiamiento inicial de $40 millones de dólares. La obra es parte de la agen­da de prioridades de inver­siones de la administración Abinader en la modalidad de Alianza Pública-Privada (APP) La esclusa sería cons­truida por la compañía pri­vada mexicana ITM Group. Reviste importancia el inicio de esta importante obra de infraestructura para relan­zar la provincia de Peder­nales y preservar la biosfera de la zona. La construcción del puerto serviría para al­bergar modernos cruceros y yates, dotando esa punta de la isla fronteriza con Hai­tí, de instalaciones turísticas de primera calidad y elevar el nivel de vida del pue­blo de Pedernales y territo­rios aledaños. Pedernales, de acuerdo con el MEPYD, tiene un índice de pobreza promedio considerado por debajo del resto del país. Se espera que la iniciativa pri­vada complemente la ges­tión oficial con inversiones de capital y otros aportes. El polo Pedernales, estaría reservado-según se ha di­cho- para el ecoturismo y la diversificación de la ofer­ta turística nacional y ex­tranjera, y estaría llamado a convertirse en un espacio emblemático vacacional en la Región del Caribe, que contaría, además, con sis­temas de alcantarillados, saneamiento ambiental, acueductos, centros de sa­lud, guarniciones para la seguridad ciudadana, ca­lles, hoteles, restaurantes, villas y desarrollo agrícola, entre otras facilidades de incentivos y que estimulen la inversión.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias