Gerard Butler destaca labor boricua en despegue y aterrizaje de Plane

Desde un ejército persa hasta un cometa en dirección a la Tierra, el actor Gerard Butler ha enfrentado a múltiples amenazas en la pantalla grande. En su reciente película Plane, actualmente en cines, el intérprete escocés da vida a un piloto que queda atrapado en una zona de guerra tras un aterrizaje de emergencia.

Dirigida por Jean-Fracois Richet, la cinta fue filmada en Puerto Rico entre agosto y octubre de 2021, en locaciones que incluyeron Ceiba, Río Grande, Bayamón y San Juan, así como el Coliseíto Pedrín Zorrilla, transformando en un set de filmación.

De hecho, desde el Pedrín Zorilla se llevó a cabo entonces, una conferencia de prensa con la participación del histrión y el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, donde se informó que la producción representaba una inversión directa para la Isla de $65.7 millones, con un impacto económico estimado de $136 millones y 3,964 noches de hotel.

Plane se benefició de $26 millones de créditos contributivos al amparo de la Ley 60-2019, hecho que destacó Butler en entrevista con EL VOCERO.

“Puerto Rico funcionó por muchas razones. Uno, tengo que ser honesto, tienen grandes beneficios fiscales y no quieres botar el dinero en películas. Simplemente no podemos hacer eso hoy en día. Es un gran telón de fondo para las Filipinas (donde se sitúa la trama). Increíble ubicación y el clima perfecto… Otro elemento fue la vegetación. Realmente nos sentimos como si estuviéramos en las Filipinas. El clima es como un personaje de la película”, señaló el intérprete de 53 años.

YouTube player

Cabe recordar que, a principios de este mes, Pierluisi convirtió en ley el Proyecto del Senado 552, que enmienda el Código de Incentivos de Puerto Rico para aumentar, de $38 millones a $100 millones por año fiscal, el límite de créditos contributivos para proyectos fílmicos que se desarrollen en la Isla.

La cinta de Liongsgate incluyó participación boricua, principalmente a nivel técnico y de producción.

“Los equipos de rodaje fueron increíbles. Eran personas increíbles. Fueron cálidos, amigables y trabajaron duro. Y necesitas eso en una película como esta, porque para entretener a la audiencia y hacerla lo más creíble posible, tienes que pasar por un infierno, con muchas horas trabajando duro y en circunstancias nada fáciles. Y luego, simplemente la gente de la isla, los puertorriqueños… Son simplemente geniales, cálidos e inteligentes. Quedé muy impresionado”, elaboró.

Mejor conocido por protagonizar las franquicias de How To Train Your Dragon y Olympus Has Fallen, Butler debutó en el filme Mrs Brown de 1997, compartiendo escena con la actriz Judi Dench. Luego de participar en filmes como Reign of Fire y Lara Croft: Tomb Raider – The Cradle of Life, ganó notoriedad por su interpretación del rey Leonidas en la película 300, de Zack Snyder, en 2007. Recientemente, ha protagonizado y producido propuestas como Copshop y Last Seen Alive.

Reinventan un modelo en extinción

A Plane lo describe como un tributo a los filmes de acción de la última década del siglo pasado y un respiro a la oferta de superhéroes.

“La película en sí siempre tuvo la sensación de una película de acción de los 90. Con los John McClanes, los Die Hards, los Bruce Willis y los Harrison Fords. Pero creo que, a medida que avanzábamos, apreciamos que en realidad pudiéramos apoyarnos de eso y disfrutarlo aún más, especialmente al final enfrentándonos al malo, es una sensación que evoca a Rambo. Está genial… Creo que estas películas necesitan apoyo, porque existe la posibilidad de que (y me encantan las películas de superhéroes), solo nos queden películas de superhéroes, Star Wars y Avatar en el cine. Son una especie en extinción. Y es divertido reinventarlas. Siento que eso ha sido mucho de lo que hemos leído de los críticos. Que necesitamos más de estas películas porque cuando funcionan, son geniales. Y creo que Plane funciona”, estimó.

En la acción, donde comparte escena con Mike Colter, Yoson An, Tony Goldwyn y Daniella Pineda, entre otros, encarna al piloto comercial Ray Torrance, lo que requirió una preparación adicional.

“Hice mucho entrenamiento en simuladores y aviones pequeños, pero especialmente en el simulador de vuelo de un 737, pasando por todas las maniobras que tenemos que hacer, porque lo que tienen que hacer estos pilotos para aterrizar este avión es una locura”, admitió.

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias