Harry y Meghan: su lucha contra el acoso de la prensa que rompió su relación con la familia real

La segunda parte del documental “Harry y Meghan” se estrenó este jueves y es aún más revelador. Desde su llegada a Netflix la docuserie de los duques de Sussex ha acaparado la atención del mundo, convirtiéndola en el mejor estreno de un documental en la famosa plataforma.

En estos tres últimos capítulos del documental de seis episodios, el príncipe Harry arremete contra la monarquía por nunca haber protegido a su esposa y lanzarla a los lobos (la prensa).

Se suponía que Meghan Markle sería para la corona un agente de cambio, evolución y modernización por considerar a la duquesa como la primera mujer negra en entrar a la institución, pero todo quedó en “suposición” y se convirtió en una pesadilla para la pareja que juró amor eterno frente al mundo en 2018.

El constante acoso de la prensa británica y titulares que laceraban la intimidad de Meghan, hizo que el príncipe Harry reviviera la triste historia que vivió su madre, Diana, la princesa de Gales.

Esta segunda etapa muestra la parte más vulnerable de Markle, quien sintió toda la fuerza de los medios sobre ella, sin nadie que pudiera defenderla; entre las revelaciones, la actriz confesó como había perdido a su segundo hijo.

Mientras que Harry lanzó directas declaraciones contra la institución que lo vio nacer, asegurando que el palacio mentía para proteger a su hermano, Guillermo, príncipe de Gales, pero a el lo dejaron solo.

Además, añadió que el esta consciente que su hermano y su padre nunca le ofrecerán una disculpa a el y a su esposa, destacando que la reacción de Guillermo no fue la esperada, ya que, le gritó cuando Harry decidió retirarse de la monarquía, situación que lo aterrorizó

Meghan usa el documental para levantar su voz contra el racismo, tomando como referencia todo lo que vivió dentro de la monarquía y como según sus palabras: “nunca pudo encajar”, pero durante su conversatorio lucia segura y contundente de lo que decía.

Los Sussex recibieron el apoyo de celebridades como el productor Tyler Perry y la tenista Serena Williams, quienes se abalanzaron sobre la pareja para apoyarlos durante el proceso que estaban viviendo y además salieron en el documental.

Harry y Meghan celebran su libertad siendo un ejemplo autentico de que “el amor venció” , cuatro años de matrimonio y dos hijos, la pareja se desprendió de lo que ellos entendían seria su vida dentro de un palacio y protocolos para vivir su amor con intensidad y pasión como hubiese querido Lady Di.

Y es que, el nombre de la “princesa del pueblo” se vuelve constante a lo largo de los seis capítulos, donde también se pudo percibir la vulnerabilidad de un príncipe que perdió a su madre cuando apenas tenía 12 años.

Teniendo como referencia el infierno que vivió Diana, Harry entendía que era su responsabilidad salvar a su esposa del acoso constante del cual era víctima, ya que, podría correr con la suerte de su madre, quien falleció un 31 de agosto de 1997 en un accidente automovilístico, mientras huía de la prensa en Francia.

Mas allá de ver este documental como un ataque a la familia real, si bien de manera implícita y explicita si se les responsabiliza, por no actuar a favor de ellos ni protegerlos, pero en gran medida, el deseo de los Sussex es contar su historia y demostrar como la prensa jugó en su contra por mucho tiempo.

Evidente, esta exposición aleja aun mas a los Sussex de una posible reconciliación con los miembros activos de la realeza, y sobre todo (aquí es lo lamentable) un acercamiento entre los hermanos, al día de hoy, parece imposible.

Por lo pronto, el palacio no ha respondido ante el documental, pero en declaraciones anteriores la oficina del príncipe William declaró que el futuro rey del Reino Unido no vera el documental.

A todo esto, la opinión de expertos de la realeza asegura que el rey Carlos III no tiene la intención de retirarle sus títulos, pese a lo que pudieran contar en documental.

Harry y Meghan; una serie con altas bajas, entre su verdad y la verdad de la institución, entre el “querer retirarse del ojo público” y exponer su vida en libros, entrevistas y ahora un documental, lo que hace que tal vez dentro de su mensaje y verdad, se cuestionen algunos elementos.

Lo cierto es que la estructura de esta serie está bien hecha, con datos precisos y pruebas palpables que permiten al espectador contextualizar mejor la información, aunque obviaban cosas como el que Meghan es una mujer divorciada, por ejemplo.

Desde ya, sabemos que vendrá mucho mas por parte de ellos.

MasVIP

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias