La cualquerización nuclear

Ellis Pérez

En varias ocasiones ya, me he referido a los planteamientos que hacen los escritores e investigadores científicos Ian Tattersall y Rob Desalle en su libro, The Accidental Homo Sapiens.

Ellos plantean que para que la especie humana continúe su proceso de evolución, en vez de seguir creciendo al ritmo que lleva, deberá reducir drásticamente su creciente población. Plantean que esto se lograría: 1) por una gran pandemia, cuya acción ya estamos padeciendo 2) por una colisión cometaría a nuestro planeta y 3) por una guerra nuclear.

No sabemos actualmente, hasta donde se extenderá la acción destructiva de la pandemia actual. El desarrollo técnico-científico nos hace pensar que su poder destructivo puede llegar a ser controlado.

 En el caso de la colisión de un cometa con la tierra ya hemos visto como se ha realizado, con éxito, una acción para cambiar el curso de un cometa o asteroide, evitando así su eventual choque con la tierra.

En el caso de la guerra nuclear la situacion parece complicarse de una manera sombría. Actualmente, en el curso de la guerra Rusia-Ucrania vemos como Vladimir Putin casi un día si y un día no, reitera su advertencia de que ante la demostrada incapacidad del ejército ruso de ir ganando la guerra sobre el terreno en Ucrania estaría dispuesto a usar el armamento final : la capacidad destructiva de las armas nucleares.

 En los últimos días hemos visto una inusitada ampliación de la acción de la guerra, tanto en la capacidad de retoma de terrenos perdidos de parte del ejercito ucraniano, así como la ampliación de la capacidad defensiva que ha ido desarrollando Ucrania para proteger su territorio.

Declaraciones recientes de altos ejecutivos del Kramlin indican que ya resulta casi imposible evitar una confrontación directa con la OTAN  de la Unión Europea. Vemos también como los Estados Unidos está aportando armamentos de más largo alcance que podrían permitir a Ucrania atreverse a incursionar en el propio territorio Ruso, lo que podría dar a Putin la excusa perfecta, desde su punto de vista, de que él tiene la responsabilidad de defender y proteger la integridad y soberanía de la Gran Patria Rusa. A partir de ahí será difícil predecir el alcance de las consecuencias.

Si a esto usted le suma las vocingleras amenazas de Kim Jong-Un de atacar directamente el territorio norteamericano y de Korea del Sur debemos entender que la humanidad está actualmente ante una muy seria amenaza. ¿Qué harán los rusos con Putin, deponerlo o eliminarlo?

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias