Luces de progreso turístico

Por JUAN LLADO 

Al cobrar mayor trascendencia cada día en la vida económica de la nación las noticias sobre el sector turístico se multiplican. Algunas son buenas, otras no tan buenas y pocas algo feas. Una periodicidad semanal de mis artículos impide dedicarle una edición a cada tema. Pero esta vez ilustraremos el problema registrando las noticias más sobresalientes de la pasada semana. El conocimiento de los temas nos permitirá formarnos una idea del curso que toman los acontecimientos en un sector clave de nuestra economía.

La más trascendental noticia de la pasada semana fue la del palazo del presidente Abinader para comenzar obras claves del proyecto de desarrollo turístico de Cabo Rojo con una inversion de RD$7,000 millones. “Las obras incluyen el puerto de Cabo Rojo, que será el eje fundamental del desarrollo pues empezará a traer los primeros cruceristas, y las infraestructuras hidrosanitarias necesarias para el ancladero y para los hoteles contemplados.” Port Cabo Rojo será una inversion privada del ITM Group, una empresa mexicana/caribeña (socia de Royal Caribbean) que invertirá unos US$30 millones y obtendrá financiamiento del Banreservas por los otros US$40 millones. Al ser Cabo Rojo el proyecto más emblemático del gobierno, este acto confirma las serias intenciones presidenciales de impulsar el desarrollo económico de la región más pobre del país.

                           Concepción artística del Port Cabo Rojo para la recepción de cruceros en Pedernales.

Otro jalón turístico importante, después del galardón otorgado por la OMT por liderear la recuperación turística mundial, ha sido la más importante noticia de que hemos avanzado en el índice de desarrollo turístico del Foro Económico Mundial. Esa medición es la única que permite establecer comparaciones autorizadas sobre la competitividad de los destinos turísticos. Con datos para 2021 de 117 paises nuestro destino logró un puntaje de 3.8 de 7, pasando de la posición 72 a la 69. Los avances se registran en “indicadores como ambiente para los negocios, prioridad al turismo, salud, apertura internacional, competitividad y seguridad.” El mayor salto se registró respecto a la prioridad del sector, causado por la pandemia, pasando de la posición 20 a la 10.

Por otra parte, importantes noticias emergieron de la recién transcurrida y exitosa feria DATE de ASONAHORES. Su diligente presidente reportó que la entidad se había comprometido con la FAO a colaborar en la vinculación de los productores agrícolas rurales con los hoteles. (Estos le compran unos US$870 millones anualmente al sector agropecuario.) Hacía tiempo que un estudio de esa naturaleza era muy necesario para maximizar esas compras. Asimismo, se firmó un acuerdo con el PNUD para fortalecer la sostenibilidad y la inclusión en el sector. Tambien destacable son los acuerdos del gremio con el MITUR para la creación de un Buro de Convenciones para Santo Domingo y el manejo y utilización del sargazo.

Otra buena noticia es la relativa a la reciente conformación de la Asociacion Dominicana de Parques y Excursiones Turísticas (Adopetur). Su objetivo es el desarrollo organizado de las empresas y ofrecer los más altos estándares de seguridad y calidad a los turistas, logrando la formalización, profesionalización y certificación de los servicios. La importancia de esta iniciativa es que responde, aunque parcialmente, a la aguda necesidad de diversificar los atractivos del destino. Aunque el énfasis inicial es procurar el desarrollo de las empresas y servicios existentes, la Asociacion será tambien un núcleo provechoso para multiplicar los atractivos de calidad.

No cabe duda de que el pais todavía no explota turísticamente una serie de atractivos silentes. A nadie se le ha ocurrido, por ejemplo, investigar el posible uso de las 48,000 cuevas de que disponemos más allá de las diez que TripAdvisor proyecta en su sitio web. O las posibles excursiones balletísticas al Banco de la Plata, donde en invierno visitan mas de 3,000 cetáceos por varios meses. Por suerte se esta comenzando a despertar un interés en el desarrollo del turismo náutico, un nicho de mercado para el cual poseemos enormes posibilidades.

ANAMAR realizó una segunda reunión con actores de ese sector con miras a fortalecer las capacidades locales y la mano de obra. Tambien  un reciente evento trajo a colación que “de los 2,300 puntos de amarre con que cuenta el pais solo 7 cumplen con las características físicas para embarcaciones de recreo.” “De 7,000 barcos al año que navegan por la costa norte, solo 800 pueden detenerse en uno de los siete puntos de amarre,” por lo cual hace falta adecuar los puertos. El ministro de la Presidencia observó que entre las condiciones necesarias se incluye “la mano de obra calificada, la marina adecuadamente mantenida y la seguridad necesaria.”

En materia de conservación ambiental ha sido una grata sorpresa que el Principado de Mónaco “reforzará la conservación de los arrecifes coralinos dominicanos”.  Un acuerdo entre el Ministerio Ambiente y el Centro Científico de Mónaco procurará proteger a estos ecosistemas que brindan protección frente a los fenómenos atmosféricos, evitan la erosión de las playas y sirven de criadero y refugio para especies de peces de interés comercial. El involucramiento del Principado con el pais no tiene precedente y esto podría desarrollar relaciones todavía más provechosas. A pesar de su pequeño tamaño, en Mónaco viven 52 billonarios y hay un policía por cada 67 habitantes.

De especial importancia es tambien que el AERODOM haya anunciado la instalación de una planta desalinizadora para el AILA. Posiblemente sea la primera planta de este tipo en el pais y su importancia se relaciona con la urgente necesidad de que en el área de Bávaro-Punta Cana los hoteles adopten similares medidas. El progresivo agotamiento del acuífero de la región esta siendo provocado por la succión de la aguas subterráneas que hacen los hoteles en los campos de pozos que operan. Este es un mayúsculo problema ambiental que podría poner en peligro la salud de la industria turística, además de amenazar la supervivencia de la agricultura en la zona.

El avance más excitante en materia de alojamiento es la penetración de las plataformas de alquiler para inmuebles nacionales. Esto tiene la ventaja de que amplía la participacion de la oferta netamente nacional frente a las cadenas hoteleras internacionales, las cuales representan más de un 95% de todas las habitaciones hoteleras de clase mundial. Airbnb, por ejemplo, tiene más de 6 millones de propiedades listadas en el mundo en más de 200 paises. (Solo en Londres hay más de 80,000.) En RD la variedad de alojamientos es grande y cada día se añaden nuevas propiedades a las ofertas. El ministro de Turismo declaro recientemente que hay unas 53,000 habitaciones ofertadas por Airbnb y unas 83,000 en los hoteles de playa.

Esto es una excelente noticia porque demuestra que el negocio del alojamiento de turistas extranjeros ya no se limita a los resorts de playa del todo incluido y a los propietarios extranjeros. La opción de este tipo de alojamiento permite que los propietarios de los inmuebles saquen provecho de sus inversiones durante el tiempo que lo tienen ociosos. El pais debe inventariar, regular e incentivar este tipo de inversion. De especial impacto seria la posibilidad de que en sus transacciones los clientes puedan enviar y recibir dinero a través de su celular, tal y como se está ahora implementando en África.

Para dar una idea del auge del sector conviene aquí resaltar, aunque la noticia salió en octubre 2021, el anuncio de que los hoteleros españoles harán una inversion de por lo menos US$580 millones en la remodelación de sus propiedades hoteleras en los próximos dos años. “Las nuevas inversiones estarán destinadas a elevar la calidad de la oferta de las 16 cadenas hoteleras pertenecientes a la asociación Inverotel y además servirán para potenciar acciones de sostenibilidad social y medioambiental.” Mientras, la mas reciente noticia es que tenemos unas 16,000 nuevas habitaciones actualmente en construcción, el 70% de las cuales estarán en Punta Cana. Se espera tambien que Inverotel mire hacia Cabo Rojo y comprometa inversiones allá.

Sobre futuras inversiones hay que destacar además los sonados elogios del empresario Manuel Corripio al desempeño reciente del sector turístico. Como cabeza de uno de los más importantes grupos económicos del pais tal expresión de confianza podría significar que en el corto plazo podría haber una incursión de ese grupo en el sector, el cual ha ignorado el turismo hasta ahora. No sorprendería si su participacion viene unida a algún inversor español.

A nivel internacional, finalmente, se discutió la implementación del Código Internacional de la OMT para la Protección de los Turistas durante una reunión de su Comisión para las Americas en Uruguay.  El Código es un conjunto de normas no vinculantes que regula la asistencia a los turistas en situaciones de emergencia. Los paises que se adhieran proveerán una nueva protección al viajero, permitiendo que este “más tranquilo, más relajado, porque la mentalidad del turista ha cambiado mucho”. Si hay protocolos armonizados no surgirán «sorpresas» que descolocan al visitante. Nuestro destino debe, por tanto, ofrecer su adhesión con el fin de consolidar la confianza de los potenciales visitantes en su seguridad.

A la anterior retahíla se añade un par de asuntos que no pintan bien. El primero es la declaración del ministro de Turismo de que las plataformas como Airbnb deben ser regularizadas y aplicársele impuestos. La aplicación de impuestos no sería justa por ahora porque gravaría a los propietarios de inmuebles nacionales mientras los empresarios hoteleros extranjeros disfrutan de exenciones fiscales que deben desaparecer. Inoportuna también es la aprobación en el Senado de un proyecto de ley que devolvería los impuestos locales a las compras de los turistas extranjeros. El país necesita los recursos fiscales que provee el turismo y hasta que se decida qué hacer con los incentivos existentes esa iniciativa es extemporánea.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias