Luis y Leonel: ¿Los adversarios?

Por Miguel SOLANO

A pesar de la belleza, la contundencia y el simbolismo que significó el acto del PLD en AZUA, el gobierno, el PRM y el presidente Luis Abinader no se dieron por enterado, incluso, se alegraron. El discurso del presidente Danilo Medina fue sabio, bien estructurado y portador de la magia que construye esperanza, pero como Danilo no es candidato, el PRM, los funcionarios y el presidente no se dieron por aludido. La razón es sencilla: todos sabemos que en República Dominicana no funciona el atajar para que otro enlace.

Así que si Danilo Medina esta en las calles, en busca de fortalecer su liderazgo, se debe a que está creando las condiciones para negociar la impunidad de su familia y asociados. Así lo entiende el gobierno y en base a eso se trabaja en la fórmula de entendimiento.

Claro que Danilo Medina también puede, además del gobierno, tocar la puerta de la oposición que encabeza el presidente Leonel Fernández. Y, al final de su discurso creo una llama de esperanza, encendió el fuego de la estrella amarilla, dijo: “Toquen las puertas de los que se fueron y háganle saber que esta siempre será su casa”.

Para la ciencia política criolla en el escenario electoral dominicano habrá dos temas en el debate:

  1. La transparencia
  2. El manejo de la crisis.

Danilo Medina no tiene como meter su cuchara en el tema de la transparencia y en el manejo de la crisis, que podría hacerlo muy bien, no tiene cómo porque esta imposibilitado de reasumir el mando del país. Y, por muy líder que sea del PLD, todos sabemos que a los presidentes no se les dan órdenes.

Leonel, sin embargo, tiene el pleito bien argumentado en los dos temas.    Puede mostrar su constitución, puede mostrar unas series de leyes que se crearon durante su administración, puede mostrar una serie de estructura creada en su periodo gubernamental y puede mostrar el excelente manejo que tuvo durante la crisis financiera local y mundial. El que se ponga a descalificarlo en eso quedara muy mal

Por esa razón el gobierno, el PRM y el presidente Abinader entienden que el auténtico adversario lo será Leonel Fernández, con su Fuerza del Pueblo que ya cuenta con un padrón electoral con más de un millón de afiliados. A ello se suma el hecho de que el electorado, también, así lo entiende. Y   la efervescencia muestra que lo entienden muy bien. Si en el presidente Abinader se sigue fortaleciendo la creencia de que la tiene perdida en el 24 y decide guardar su suerte para el 28, entonces el candidato presidencial del PRM lo será el doctor Guido Gómez Mazará.

Preparándose para los posibles escenarios, el PLD endurece sus estructuras, dinamiza sus dirigencias y se fortalece en el recuerdo popular, pero sus aspirantes presidenciales no crecen en la intención del voto, dejándoles, pues, el camino libre para que todo peledeísta, con ansias de ascender al poder, incline su simpatía por la candidatura de Leonel Fernández, que crece, crece y crece.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias