Ministerio de Economía destaca relevancia de la rehabilitación del Puerto de Manzanillo para la zona fronteriza

Sostiene que el objetivo de las inversiones para rehabilitar y mejorar el Puerto de Manzanillo es contribuir a impulsar la competitividad y el crecimiento socioeconómico de la zona norte del país a través de la provisión de la adecuada infraestructura portuaria y logística.

Santo Domingo, 15 nov –  El proyecto para la Rehabilitación del Puerto de Manzanillo (PM) constituye una de las intervenciones de inversión pública de mayor relevancia para la zona fronteriza, contenida en la iniciativa 28 de MiFronteraRD (Estrategia de Desarrollo para la Zona Fronteriza).

La información la publica el Monitor de la Frontera correspondiente a octubre de 2022, elaborado por la Dirección de Políticas de Desarrollo de la Zona Fronteriza del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo con el tema “Aspectos de la integración de la actividad portuaria al espacio urbano”.

De acuerdo con el informe, la rehabilitación del puerto en Manzanillo implica también intervenciones en todo el municipio de Pepillo Salcedo en la provincia de Montecristi; el cual debe readaptarse para asegurar mejores niveles de habitabilidad y compatibilidad de usos, en armonía con el medio ambiente.

El informe plantea consideraciones en cuanto a la relación en el territorio que debe existir entre la ciudad y el puerto, para contribuir en el fomento de un sistema urbano que compatibilice las distintas actividades que se plantean realizar en este territorio.

Sostiene que la ubicación del PM trae beneficios económicos para toda la zona de influencia terrestre del puerto (desde San Francisco de Macorís hasta Montecristi).

Igualmente, recuerda que la frontera norte y el Cibao no cuentan con un puerto para el acceso directo a los mercados de USA, por lo que se espera una mayor explosión de las zonas francas más cercanas.

Adicionalmente, indica que representa un ahorro de tiempo, dinero y congestión y el uso del puerto de Manzanillo para la carga generada en el Cibao, lo que se traduce en una redistribución de la inversión pública y descentralización de la Región Ozama.

El Monitor de la Frontera enumera las características de buenas prácticas en las relaciones    puerto-ciudad que se dan en la actualidad y que plantean un debate que debe afrontarse en el caso de Manzanillo.

En ese sentido, destaca la importancia del medioambiente en el establecimiento de un sistema interconectado de todo el medio natural, incluyendo las áreas protegidas; aplicar con rigurosidad los protocolos para la carga y descarga de los buques que atracan en el puerto de Manzanillo, con el fin de que estas operaciones no impacten negativamente en la salud de la gente y de la ciudad.

Además, impulsar el conocimiento y el aprendizaje sobre la gestión medio ambiental y anticipar el impacto visual de los equipamientos e infraestructuras portuarias para establecer una mejor integración con el paisaje y con la población.

En relación con las necesidades actuales y futuras de la ciudad, plantea las estrategias de planificación y usos del suelo, diseño urbano y paisajístico.

En ese aspecto, considera la necesidad urgente de un plan de ordenamiento territorial a nivel municipal que defina los usos de suelo y a la vez garantice la protección y rehabilitación de los ecosistemas, la compatibilidad de usos, las relaciones funcionales y espaciales entre el puerto la ciudad.

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias