Nuevos puertos

Leila Mejía

El fin de semana pasado el presidente Luis Abinader realizó visitas al interior del país e hizo varios anuncios importantes concernientes al turismo. Entre ellos, algunos que nueva vez impactarán positivamente el turismo de cruceros en República Dominicana.

Por un lado, respecto a Samaná, el Presidente señaló que en julio de este año se dará el primer picazo para la construcción formal de un puerto de cruceros. Por otro lado, también anunció un puerto de cruceros en Cabo Rojo, Pedernales, que estará listo el próximo año y pautado para recibir el primer barco el día 15 de Diciembre de 2023.

Estos se sumarán a otros que ya tenemos como Taíno Bay, la terminal de cruceros de Puerto Plata inaugurada en Diciembre del año pasado y en la que se espera un flujo de aproximadamente 650 mil pasajeros anuales. También Amber Cove, Santo Domingo y La Romana.

Apenas entre junio de 2021 a junio de 2022 llegaron a territorio dominicano 754,760 cruceristas en 458 operaciones realizadas por 51 líneas de cruceros, lo que indica que definitivamente se ha reactivado el turismo de cruceros en nuestro país y ha aumentado la llegada de barcos que tocan los puertos dominicanos.

Esto es importante pues los cruceros representan significativos recursos económicos. Cada barco llega a puerto con miles de turistas con poder adquisitivo y por lo general dispuestos a consumir. Por ello, la mayor parte de las islas del Caribe hacen grandes esfuerzos por acondicionar sus puertos, mejorar su fachada, crear áreas de orientación al turista, incrementar su seguridad, ofrecer atractivas opciones de excursiones y productos y en fin, prepararse para que las líneas de cruceros vean incentivos en llevar sus pasajeros.

República Dominicana cuenta con bellezas naturales y atributos incomparables, pero por mucho tiempo no fue un destino preferido por las líneas por los inconvenientes que se presentaron en el pasado.

Sin embargo, ya parece que es prueba superada y en los planes gubernamentales está también construir más puertos y hacer de la República Dominicana un “Home Port” o destino desde donde salgan los cruceros (no sólo que sea visitado por los cruceristas).

Algunas empresas de cruceros están tomando nuevos chances con nosotros y tenemos que demostrarles que estamos preparados, pero ello requiere un compromiso de las autoridades de turismo, un empoderamiento de los ayuntamientos y una integración de la comunidad en los planes dirigidos a que el turista que visite al país en un crucero se sienta a gusto y con deseos de volver..

Publicado en El Caribe

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias