Pedernales llegará a la meta

Manuel Quiterio Cedeño

Esta semana escuché a apreciados amigos cuestionar en la radio al Gobierno por descontinuar programas y proyectos importantes iniciados en pasados períodos. Hubo una referencia al proyecto de la represa de Monte Grande en Barahona. Como conozco ese caso llamé a la emisora para informar que por diversas razones, ese proyecto iniciado en la presidencia de Leonel Fernández no avanzó lo suficiente.
Les informé que en agosto del 2020, Luis Abinader encontró la construcción paralizada y la retomó. En diciembre del 2021 cuando visitó Monte Grande, se había avanzado para llevarla a un 70% y se anunció que estaría terminada para fines del 2022; y podrá cumplir su objetivo de control de las inundaciones provocadas por las crecidas del Yaque del Sur y abastecer el acueducto regional. También aportar energía eléctrica. El presidente explicó que pronto se iniciará el diseño del sistema de riego que se alimentaria con las aguas represadas.

También en el Sur, Abinader ha dado un nuevo impulso al proyecto turístico de Pedernales inicialmente propuesto por el pasado Gobierno, pero no avanzó. Esta iniciativa fue totalmente rediseñada y convertida en un plan de desarrollo económico y social regional (Pedernales, Bahoruco, Independencia y Barahona) con el turismo de Cabo Rojo como eje central.

Esta iniciativa ha comenzado a darle vida a la zona y contradice el decir de algunos que quieren describir el perfil de gobernante de Abinader como un presidente que ofrece mucho y entrega poco. El proyecto turístico Cabo Rojo está en marcha y el plan de desarrollo social regional que lo acompaña, también inició su andar.

A pesar del corto tiempo transcurrido, el plan maestro y los estudios básicos para Cabo Rojo fueron terminados: geológicos, topográficos, hidrológicos (incluyendo fuentes de agua), paisajismo y movilidad. Es interesante que si bien la responsabilidad principal es de la Dirección General de Alianzas Público Privadas (DGAPP), también están involucradas las instituciones estales vinculadas.

La ubicación del aeropuerto internacional ya fue escogida y se hicieron los estudios preliminares. Se construirá próximo a Los Tres Charcos en Oviedo, a 22 minutos de Cabo Rojo, con una pista de 3000 metros y un presupuesto preliminar de US$97 millones.

El Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillado, inició el proceso del acueducto y el contrato será firmado en julio próximo. Estará listo en 12 meses a un costo de $1,125 MM. Obras Públicas trabaja sin tregua en la reconstrucción de los 75 kilómetros de la carretera Enriquillo-Pedernales y proyecta entregarla en abril del 2023. Igualmente, construye los 21 kilómetros de calles de Cabo Rojo que entregará en esa misma fecha.

También se tienden las líneas de transmisión (entrega a fines del 2022) y el contrato para el tendido eléctrico de Cabo Rojo se firma en julio y estará listo finales del 2023. El mes próximo se firma el contrato por US$15 MM para el sistema de aguas residuales, y estará disponible a finales del 2023.

Están en marcha los estudios oceanográficos, los de playa y capacidad carga turística. Hoy viernes se celebra la audiencia púbica, en Pedernales, para conocer los resultados dl estudio de impacto ambiental realizado por la reconocida firma EMPACA.

En resumen ¡se trabaja! Todas instituciones estatales vinculadas, están trabajando. El liderazgo local está involucrado y participa el Consejo de Desarrollo de Pedernales y lo mismo se hará en las demás provincias. Son muchos los indicios de que esta vez Monte Grande y Pedernales llegarán a la meta.

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias