PLD celebra 61 aniversario de la muerte de Trujillo recordando que Juan Bosch calificó al dictador como un antihéroe

Juan Bosch ganó las elecciones, después del ajusticiamiento de Trujillo, y por primera vez los dominicanos disfrutaron del respeto a sus  derechos humanos.

Santo Domingo, 30 mayo – Al cumplirse hoy el 61 Aniversario del ajusticiamiento del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) advirtió que ese acontecimiento histórico de extraordinaria significación no debe pasar por alto, en virtud de que marcó una era de oprobio que jamás debe repetirse en la República Dominicana.

Mediante una Proclama,  leída por Alejandrina Germán, titular de la Secretaría de Formación Política y miembro del Comité Político, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) señaló que a la juventud de hoy hay que enseñarle a crear conciencia sobre esa parte de la historia, para que no permita que en el futuro se repita, ni como farsa ni como tragedia, como apuntó Carlos Marx.

El documento establece que toda la construcción ideológica de la dictadura, elaborada en gran parte por la intelectualidad de la oligarquía de la época, no ha desaparecido plenamente de la República Dominicana.

“Debemos estar atentos; pero que lo sepan con claridad que aquí están los discípulos de Juan Bosch en el Partido de la Liberación de la Liberación Dominicana para evitarlo, no importa el riesgo, en caso de que volvieran a intentar un régimen de opresión, aun sea simulado”, precisa la proclama reseñada por la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

El Partido de la Liberación Dominicana advierte en el documento que  consciente de esa realidad y de su firme compromiso de velar por la preservación de las libertades públicas, el respeto irrestricto a los derechos humanos y el mantenimiento y consolidación  de la democracia, conmemora acontecimientos de esa naturaleza para crear la conciencia necesaria en las nuevas generaciones de dominicanos/as,  a fin de que las nuevas generaciones se mantengan vigilantes, “porque siempre aparecerán mentalidades retrógradas que aspiran a volver a ese ominoso pasado”.

Alejandrina Germán recordó que la  dictadura de Trujillo, como afirmara el Profesor Juan Bosch, no se legitimó en una ideología, sino que lo hizo mediante la violencia y el terror, a través del Ejército Nacional y de otras estructuras apoyadas por un hombre cuyo perfil psicológico estaba matizado por el odio y el rencor, como era el caso de Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Expresó que Bosch no solo ganó las elecciones de 1962, celebradas después del ajusticiamiento de Trujillo Molina, sino que enseñó lecciones de política al pueblo dominicano.

 Declaró que durante toda la campaña electoral Juan Bosch recorrió la geografía nacional, explicando la necesidad que tenía la sociedad dominicana de cambios sociales y económicos profundos e inauguró un nuevo estilo de comunicación con el pueblo, basado en la cercanía, la igualdad y la solidaridad. 

“Para Juan Bosch, Trujillo fue la antítesis del héroe» ya que el héroe es siempre una síntesis carnal de lo mejor de su pueblo; pero en la misma medida el villano lo es de lo peor. Trujillo aglutina junto a él toda las maldades, las podredumbres y la bajeza que hay a su alrededor”, puntualizó.

La proclama peledeísta afirmó que durante el gobierno de Juan Bosch, de apenas siete meses, por primera vez los dominicanos vivieron en una sociedad caracterizada por el absoluto respeto a las libertades públicas y los derechos humanos, y una honradez ejemplar en el uso de los recursos del erario.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias