Polonia tendrá 15.000 soldados más este año y se prepara contra Rusia

Cracovia (Polonia), 4 jul (EFE).- El Ejército polaco contará con 15.000 nuevos soldados este año, como parte de un plan para ampliar su capacidad militar y mejorar los resultados obtenidos en simulaciones militares amte una hipotética invasión rusa.

El ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, anunció este lunes que 8.000 de esos 15.000 reclutas ya están «operativos», tras completar su entrenamiento básico de 28 días, y que a partir de hoy otros 1.000 jóvenes comienzan su instrucción en 16 acuartelamientos de toda Polonia.

El programa de ampliación del Ejército polaco incluye doblar el número de sus efectivos, ampliar su gasto en defensa hasta el 3 % del producto interior bruto y la modernización de su material, con la compra de 250 tanques Abrams y 32 aviones F-35.

El presidente del partido gubernamental polaco, Jaroslaw Kaczynski, dijo ayer en Kielce (centro) que «tenemos que hacer ver a nuestros enemigos que no merece la pena atacarnos» y subrayó que la doctrina de defensa polaca consiste en «defendernos en la frontera (con Rusia), no en el Vístula, porque eso significaría que millones de polacos morirían como en Bucha».

La afirmación alude a los ejercicios militares «Invierno-20», llevados a cabo hace año y medio en Polonia para simular una invasión por parte de Rusia.

Según explicó este lunes a Efe Karol Kowalski, politólogo de la Universidad Jaguelónica de Cracovia, aquellas maniobras militares «tenían como objetivo ver si a Polonia le sería posible resistir tres semanas, hasta recibir refuerzos aliados».

«Se llevaron a cabo las maniobras dos veces. La primera, siguiendo instrucciones políticas, tratando de defender todo el territorio desde el principio. Fue un desastre. En cinco días habría tanques rusos en Varsovia. Se repitieron los ejercicios según los planes de los militares, replegándose al Vístula desde el principio. Así se resistiría 11 días, suficiente para recibir ayuda de aliados».

En aquella simulación, calificada por el presidente polaco, Andrzej Duda, como «la mayor movilización desde 1989» llevada a cabo por el Ejército polaco, se llegó a la conclusión de que, ante una invasión rusa, la marina y la aviación polacas serían prácticamente suprimidas en los primeros cinco días de combates, así como todas las fuerzas terrestres al este del río Vístula.

Eso, «en el caso de que se tratase de defender todo el territorio polaco», según Kowalski.

Sin embargo, según la información que trascendió a la prensa, si desde el principio del hipotético conflicto se optase por plantear una línea defensiva a lo largo del río Vístula y la Fuerza Aérea polaca trasladase sus aparatos a bases alemanas para sobrevivir a los primeros ataques, sería posible contener el avance de los invasores hasta poder recibir ayuda.

En la última cumbre de la OTAN, se anunció el establecimiento del cuartel general del 5º Cuerpo de Ejército Estadounidense en Polonia, una decisión que fue calificada de «muy importante» por Duda y que, en su opinión, «fortalecen la seguridad» polaca.

Asimismo, la Alianza Atlántica señaló a Rusia como su «más significativa y directa amenaza».

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias