De la pandemia del covid-19 al Putin-22

Ramon Núñez Ramírez

A los habitantes de esta aldea global les ha tocado vivir momentos singulares que se habían presentado en el pasado, aunque no de manera sucesiva, como ha sido la pandemia del covid-19, crisis económica provocada por el confinamiento, inflación generada por un aumento de la demanda debido a la recuperación económica y ahora se agrega la invasión de Ucrania por parte de Rusia, que añade combustible a la inflación.

La pandemia significó para el país una caída del producto de -6.7% en 2020, aunque en 2021 creció 12.3%, en parte por un rebrote estadístico, aunque representó un crecimiento real de 4.72% en relación a 2019; se perdieron 700 mil empleos, en fase de recuperación, pero uno de los mayores impactos es el aumento de la deuda del Sector Público no Financiero de US$35,942.5 millones en diciembre de 2019 a US$47,815.9 millones al cierre de enero y se aproxima a los US$50 mil millones con los últimos bonos soberanos colocados, estamos hablando de un crecimiento de 39.1% en 26 meses.

Fruto del aumento de la demanda, sin la recuperación de la oferta pre-pandemia, ha provocado una inflación global. Por ejemplo el Índice de Precios de la FAO a febrero alcanzó 144.8, un 20.7% mayor que febrero de 2021, el Índice de Precios de los granos ascendió en febrero a 144.8, 14.8% anualizado; el barril de petróleo West Texas ha incrementado su precio marzo 2022-2021 en 75.12% y se cotiza cercano a los US$105 el barril, mientras los fletes se han disparado hasta en 1,000%.

Esa inflación global se ha reflejado en el país con 5.55% en 2020, 8.5% en 2021 y a febrero de 2022 la anualizada alcanzó 8.98%, aunque hay un impacto monetario que algunos estiman cercano al 50% por la necesaria inyección de liquidez durante la pandemia, pero ese componente debe reducirse con la actual política monetaria restrictiva.

La invasión de Rusia Ucrania ha venido agravar la situación porque ambos representan el 29% de las exportaciones de trigo, 19% de maíz, Rusia es el principal exportador de petróleo y son grandes exportadores de acero, níquel, cobre, aluminio y paladio.

El desafío de Vladimir Putin a occidente, invadiendo un país independiente y con un gobierno democrático, ha sido respondido con un paquete de sanciones económicas que buscan su aislamiento y posterior caída.

Hay incertidumbres sobre las reales intenciones de Putin en relación a Ucrania y otros vecinos; lo que sí está claro es que pretende convertir a Rusia en una potencia mundial y para ello es necesario ser una potencia económica y aunque es el país más grande del mundo con 17.1 millones de KM2, sin embargo su PIB nominal es inferior al de Italia Francia y apenas representa 6.6% de la economía de EEUU, aunque es una potencia militar y nuclear.

Mientras la pandemia se pudo controlar con vacunas a Putin-22 solo con sanciones que van afectar el resto del globo y que va a demandar de nuestro Presidente mucha sabiduría para administrar una crisis, cuyo final es impredecible, y reducir el impacto sobre los más pobres.

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias