Mayo: Tercer mes de la patria

Por RAFAEL AUGUSTO SÁNCHEZ 

Sin lugar a dudas los tres meses de la patria son febrero, agosto y mayo. En febrero, fue el día 27, cuando se vieron cristalizados los sueños de los trinitarios porque la agonía de 22 años de la ocupación haitiana llegaba a su fin, dando paso a una patria gobernada por dominicanos. No fueron en vano los esfuerzos de esa sociedad secreta creada el 16 de julio de 1838 por Duarte y otros dominicanos llamada La Trinitaria. Constituyó el baluarte de la separación definitiva de Haití.

Existen teorías por el nombre. La primera reunión tuvo lugar en una procesión de la Santísima Trinidad, otra, que se dividían en células de tres personas por seguridad y también que cada nuevo miembro debía convencer a dos más formando un trío. Pero lo más cierto es que fueron las convicciones cristianas de sus fundadores los que dieron lugar a este movimiento como bien indica la confección del escudo, el cual tiene la biblia abierta  importantizando la palabra de Dios. La página abierta está en el evangelio de Juan, capítulo 8 versículo 32 la cual reza: “Y conoceréis la Verdad y La Verdad os hará libre”.

En 1861, Pedro Santana pidió a la reina Isabel ll de España que volviera a tomar el control de la Republica Dominicana, ocupándola el 18 de marzo y produciéndose la Anexión. La guerra de la Restauración fue llevada a cabo entre dominicanos y españoles desde 1863, terminando el 16 de agosto de 1865 y eliminando a la corona española de toda atadura con nosotros. Por esa razón agosto es el segundo mes de la patria.

El tercer mes de la patria es mayo, porque el día 30 del año 1961 un grupo de valientes patriotas llevó a cabo una de las hazañas más esperadas y arriesgadas de toda nuestra historia contemporánea: acabar con la dictadura más oprobiosa y larga del mundo en ese momento, mediante el ajusticiamiento del monstruo que tenía sometido al país con crueldad y al que  consideraba una finca de su propiedad.

Sus treinta años de gobierno fueron dados a conocer por sus partidarios como la “Era de Trujillo”, y, lamentablemente, hasta sus opositores hoy día así la llaman. Para mí no fue una “era”, sino simplemente una tiranía o una dictadura.

Sus abusos, crímenes y torturas quedaron en la historia del pasado gracias a Salvador Estrella Shadalá, Juan Tomas Díaz, Antonio de la Maza, Huáscar Tejeda, Antonio Imbert Barrera, Tunti Cáceres Michel, Luis Amiama Tió, Roberto Pastoriza, Amado García Guerrero y Pedro Livio Cedeño.

El martes 30 de mayo de 1961, a las 9:45 de la noche caía abatido la hiena del mal por la metralla gloriosa de estos héroes que arriesgaron sus vidas y bienes para liberarnos del yugo y a quienes todo el pueblo dominicano le estará agradecido de por vida. Celebremos pues, el 30 de este mes el tercer mes de la patria y el retorno a la democracia.

Estuve clamando durante muchos años porque se declarara el 30 de mayo como día de la libertad, y mis ruegos fueron oídos por Luis Abinader, actual presidente de la República. En efecto, firmó el decreto 335-21, mediante el cual se declara el 30 de mayo de cada año como el Día de la Libertad, en homenaje a la resistencia nacional y a las víctimas de asesinatos, desapariciones, torturas, abusos y desmanes cometidos contra el patrimonio del Estado dominicano durante los 31 años de gobierno dictatorial dirigido por Rafael Leonidas Trujillo Molina.

Estos tres meses de la libertad deben ser estudiados cuidadosamente por nuestros jóvenes, de manera principal el último, que corresponde a la tiranía de Trujillo, ya que en esta juventud descansa el futuro de la patria

Comentarios
Difundelo
Permitir Notificaciones    OK No gracias