Los neumáticos viejos son también causa de muertes en las carreteras

Altagracia Paulino

Después de 55 muertos entre el 2008 y 2009 solo en la autopista de las Américas; luego de que el 14 de febrero del 2010 murieran 13 personas y 16 resultaran con traumas en el kilómetro 11 de la misma autopista y que solo en el 2008 se produjeran 48 accidentes en esa vía, nos llamó a indagar, más allá de los hechos, las causas de estos.

En esa época estábamos al frente de ProConsumidor, y reparamos que en casi todos los medios destacaron la mala calidad de los neumáticos. Estaban inservibles y, además, el mercado no regulado de la venta de “gomas usadas” nos llevó a alertar a las autoridades correspondientes para que se ocuparan de chequear los neumáticos de los autobuses, minibuses y “voladoras” que transitan por nuestras vías.

Ha pasado el tiempo y la situación se ha agravado tanto como para que nuestro país ocupe el primer lugar en muertes por accidentes de tránsito, según la Organización Mundial de la Salud, que aporta el dato de 46.6 muerte anual por cada cien mil habitantes.

Cada vez que ocurre un gran accidente con reportes de muertes como las del pasado día 6 de octubre, en el que murieron cuatro turistas y más de una veintena resultaron heridos, se crea gran consternación y mueve a la acción a las autoridades; es como si alguien deba morir para hacer que las cosas sucedan como manda el deber.

Son muchas las medidas a tomar, como la de educación vial. Han surgido entidades como la de Alianza para la Salud Vial (ASVIL), que dirige el amigo Ramon Leonel Ureña, y las anunciadas por las autoridades.

En el trágico accidente del Boulevard de Punta Cana se evidenció que las gomas estaban lisas, aparte de la gran velocidad del chofer al transitar, según se pudo apreciar en el video que circuló en las redes.

Toda esta historia nos lleva a hablar sobre los neumáticos. Después de 40 mil kilómetros de uso hay que cambiarlos. Los fabricantes alegan que no caducan, pero sí envejecen y se sugiere evitar los que tienen mas de 10 años. Por esa razón las “gomas”, como decimos aquí, traen cuatro números: los dos primeros se corresponden con la semana de fabricación y los otros dos con el año. De modo que si tiene 10 años no debe comprarlos.

Otra recomendación para las gomas es chequear los surcos, si llegan a los tres milímetros de profundidad se debe tener precaución y descartarse si es de 1.6 milímetros, que es el límite.

En el país se venden gomas usadas, ¿quién regula estas ventas? Quién lo haga deberá tomar en cuenta el año en que fue fabricada para evitar las “gomas envejecidas”.

Las empresas de transporte turístico deben emplear a personas responsables, medir la velocidad a la que deben transitar, ofrecer el servicio en unidades adecuadas porque transportan seres humanos con derecho a vivir.

Todos lamentamos esas muertes que ocurren en todo el país. En la autopista Duarte los camiones, las patanas, y los autobuses de todas las empresas compiten y todos los días ocurren accidentes. Estamos muy inseguros en nuestras carreteras y no hay por qué esperar otro accidente horrible para tomar las medidas necesarias.

La prevención es la mejor medida que podemos tomar para después no tener que lamentarnos ni llorar a los muertos.

Fuente el Hoy

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias