No es ser alarmista, estamos en peligro y con desgano lo dejamos a la suerte

Por RAFAEL R. RAMÍREZ FERREIRA 

Porque: “La Patria no existe sin el amor de sus hijos”

“…Y después la Patria se alzará

satisfecha sobre un pedestal

inconmovible y dejará caer sobre

vuestra tumba un puñado de rosas.

  1. Zapata.

No era precisamente sobre lo que deseaba referirme en esta oportunidad, pero, lo diré aun sea de soslayo, porque se hace imposible, dejar pasar este momento en el cual se comienzan a barajar soluciones para el terrible problema de la Nación Haitiana y las ya innegables consecuencias funestas que está ejerciendo sobre nuestro país, donde para muchos, cual, si fuese una sentencia, somos los únicos seres que repetimos los mismos errores y no es así, porque hasta los “pensantes” de otros lares por igual lo hacen.

Desde ya y no por pura casualidad, sino porque los intereses que se manejaran con las soluciones que se establezcan, cual que estas sean, sin importar quien las proponga, con el supuesto fin de que ese territorio encuentre su destino político y de sobrevivencia, no faltaran encubiertos o no, los intereses económicos particulares. Se rumora, entre otras cosas, que la intervención militar es y debe ser la primera opción para poder implantar las demás, pero; ¿Qué tipo y composición de fuerza será? ¿La misma que ya fracasó? ¿O por el contrario se decidirán por fuerzas especiales -al menos al inicio- conscientes de que van a luchar contra fuerzas salvajemente indolentes y abusivas que no tienen el mínimo respeto por la vida humana?

Indistintamente del nombre que  le pongan a esa situación caótica que las diferentes tribus, -que solo tienen en común el color- han producido, deben estar conscientes de que las tropas que envíen deben conocer al dedillo que van hacia una guerra urbana con seres que la vida humana les es indiferente y que las mismas no deben permanecer más de uno o dos meses sin ser relevadas, para evitar el desgano y la rutina del patrullaje, a fin de evitar el mismo fracaso de las anteriores fuerzas que han ocupado ese frustrado país.

Por igual hablan de la creación de un nuevo ejército o policía y lo dicen de una manera tan burda o simple que aterra. Solo el poder seleccionar el personal que formaría parte de esas entidades, sería algo hercúleo, porque ese personal no lo llevaran de Marte sino, que tendrán que escogerlos desde un lugar apestado, sin institución alguna que sepa quién es quién. Ese proceso solamente es para pensar en meses o años para que pueda iniciar a operar, porque, lo peor que podría pasar, es tratar de hacer estos organismos encima de las zapatas podridas que existen, donde los rangos son ridículos -algo parecido a nosotros- con relación a la estructura militar o policial que existe.

Pero, lo peor del caso, es que nosotros continuemos inventando o dejando de hacer las cosas que se deberían de hacer para evitar que el sunami haitiano nos arrastre. La penetración y falta de energía en la identificación y deportación de ilegales haitianos nos hace parecer un colador inservible. Es lo único que se me ocurre, por qué; ¿Cómo es posible que esos pedigüeños los vea todo el mundo en los semáforos y calles del país y no la autoridad correspondiente? ¿Hasta cuándo continuaran permitiendo el chantaje de los negociantes, empresarios, productores y constructores con relación al empleo de la mano de obra haitiana? ¿Por qué no se carnetizan estos trabajadores por temporadas, para trabajar en lugares específicos y una vez terminada ser repatriados, teniendo que renovar su permiso para volver, pero, en los consulados dominicanos en Haití?

Vale llamar la atención sobre los lugares que se han y están convirtiendo en Departamentos Haitianos, donde componen la mayor cantidad por habitantes imponiendo sus costumbres las cuales están siendo adoptadas por esos dominicanos que cohabitan con ellos porque demás está asegurar, que su cultura y religión es mucho más fuerte que la nuestra. Se me acabó el espacio y no pude tratar sobre el tema que deseaba hacer, pero, ya veremos en la próxima. ¡Sí señor!

Fuente Acento

Comentarios
Difundelo
A %d blogueros les gusta esto:
Permitir Notificaciones OK No gracias